Las bacanales clásicas

Bacanales

Las bacanales  eran unas fiestas que se celebraban tanto en la antigua Grecia como en la antigua Roma. Estas fiestas tenían por objeto homonajear al dios Baco o Dionisio. Una característica fundamental de estas fiestas era que los participantes bebían sin medida. Los encuentros sexuales, sin duda, eran otra de las caracterísicas más destacadas. En las cabanales , el culto primitivo permitía la participación de mujeres.

Las bacanales fueron introducidas en Roma en el aó 200 a.C. se importaron desde la Magna Grecia o desde Etruria, según el autor. Sin embargo, la influencia griega es clara en ambas hipótesis. Este tipo de fiestas se celebraban de una forma secreta en la arboleda de Similia, cercar del monte Aventino. En ellas solo participaban mujeres en los comienzos. Sin embargo, con el paso del tiempo la participación comoenzó a incliur también a hombres.https://www.instagram.com/p/BsDfi_Vl7ZI/

El escándalo de las bacanales surge cuando la cortesana Hispala Fecenia reveló el secreto al joven Publio Aebutio, al que amaba. El objeto de esta revelación era protegerlo de su propia madre, quien quería que este se iniciara en los misterios del dios Baco. Publio se negó a ser iniciado. y resultó obligado por su madre y por su marido. Finalmente, el Senado inició una investigación secreta, temiendo que se tratase de una conspiración contra la República.
Mientras estuvieron en vigor, las bacanales eran una de las fiestas paganas más celebradas. En ellas, el exceso de alcohol, comida y de sexo estaba presente en todo momento. Se suele afirmar que las bacanales romanas son los antepasados directos de los actuales carnavales. Si bien, parece que estos también cuentan con influencias de otras festividades romanas como las aturnales y las lupercales.

En la actualidad, cuando nos referimos a las bacanales, solemos estar hablando de determinadas orgías sexuales en las que participa un buen número de personas. Respecto a las bacanales originales de griegos y romanos, solo permanece invariante el encuentro sexual en sí mismo. Lo relativo a otros tipos de excesos no suelen observarse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.