Sueños eróticos: ese maravilloso mundo

Sueños eróticos

Probablemente todos hayamos tenido sueños pero ticos alguna vez. En ocasiones, cuando dormimos, soñamos. Y, de vez en cuando, esos sueños son de naturaleza erótica. Lo que no se sabe muy bien es de dónde salen esos sueños. Desde siempre, se ha tratado dar una explicación a lo que soñamos. También  a los sueños eróticos.

El sueño está formado por una serie de fases. La fase en que los sueños aparece formando historias es la que llamamos fase REM. El sueño cumple con una importante acción fisiológica es el encargado de consolidar las funciones cognitivas del cerebro dice reparar el organismo a través del descanso. Soñar no es algo voluntario. Independientemente del contenido del sueño. Como la sexualidad es una parte importante de nuestras vidas parece lógico que los sueños eróticos tenga presencia en nuestro descanso.

Los sueños eróticos, en la mayoría de las ocasiones, son vividos con total normalidad. Suele suceder que aparezca, incluso, el placer sexual. Es frecuente que la excitación aparezca, a veces hasta llegar al orgasmo. Esto sucede tanto en hombres  como en mujeres. Resulta totalmente habitual y normal que una persona termine un sueño erótico con un intenso orgasmo.

 Existen personas que consideran  los sueños eróticos como algo sucio. Muy al contrario, se trata de algo muy normal. De hecho, es imposible que podamos controlar lo que soñamos. Así que además de tratarse de algo normal y habitual, estamos ante una situación que no podríamos controlar de ninguna manera.

Algunos estudios indican que es más frecuente que los sueños eróticos se den en hombres que en mujeres. Sin embargo como no está quedado que estos estudios no están sesgados. Parece que la presión social hace que la respuesta de las mujeres en estudios sociológicos de este tipo no sea tan sincera y libre como la de los hombres. De modo que vamos a poner este dato en cuarentena.

Al igual que en cualquier otro tipo de sueño como los sueños eróticos no sigue las reglas de la realidad generalmente, pueden comparar con las fantasías eróticas que cuentan con un contenido transgresor. Es lógico pensar que las fantasías sueños no tengan relación con la rutina del día a día de cada cual, sino con situaciones que no suelen darse a diario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.