El chocolate y el sexo

El chocolate y el sexo

Que el chocolate y el sexo son dos cuestiones que están íntimamente relacionados algo que todo el mundo sabe. En ocasiones se ha dicho que el chocolate es un buen sustituto para el sexo. Nada más lejos de la realidad. De hecho no creo que exista ningún buen sustituto para el sexo. Otra cosa es que si no tienes sexo, Al menos tengas chocolate. Sin embargo el chocolate y el sexo son perfectamente compatibles. Tanto es así que uno mejora siempre los defectos del otro. Combinan bien, se complementan y, además hacer mejor al otro. ¿Se puede pedir algo más? Bueno, si nos ponemos exigentes, añadir a la combinación una copita de cava puede mejorarlo sensiblemente.

En invierno el chocolate tiene mayor presencia. Sin duda, estamos ante un alimento íntimamente relacionado con el placer. Siempre hay alguien que está al tanto de estas cosas. En este caso han sido los británicos Philip Neal y Carl Brown. Su aportación a la humanidad consiste en una línea de chocolates eróticos. En principio, parecen simples bombones de chocolate sin embargo enseguida podemos todos cuenta de que se trata de bustos de Adonis y Venus y miniaturas de penes. Supuesto todos ellos de chocolate. Una caja con diferentes variedades estos elementos no alcanza los 40 €.

Los efectos vigorizantes del estar chocolate está fuera de toda duda. La propiedades afrodisíacas atribuidas al chocolate alcanzar su máximo explendor con este tipo de piezas. Parece que la forma sexual del chocolate actúa en nuestra mente y nos condiciona para tener una mayor predisposición al sexo. Estas afirmaciones, por supuesto, no cuentan con ningún valor científico. Hecho se pasan simplemente en los deseos de los amantes al chocolate. Sin embargo sería algo estupendo que fuese cierto. Al menos, que la posibilidad de que lo fuese influyese positivamente en nuestra actitud respecto al sexo.

Lo que si cuenta con validez científica es la afirmación de qué aquellas personas que consumen chocolate de forma regular manifiesta un mayor nivel de satisfacción respecto a su vida sexual. Está claro, pues, que la influencia positiva del chocolate en el sexo es un hecho científicamente probado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *