La erótica masculina y femenina

La erótica en hombres y mujeres

La lógica masculina y femenina es diferente eso es algo que debemos conocer a estas alturas. Algunas mujeres suelen quejarse tanta atracción por las caricias como ellas. En cambio, hombre suelen centrar queja entre el menor interés por el coito en las mujeres. Ambas partes tienen su parte de razón. Estas diferencias serán precisamente porque la erótica masculina femenina presentan características diferente. Generalmente, hombres y mujeres entiendo el erotismo sexual de maneras diferentes.

Resulta frecuente que encontremos que, en el caso de las mujeres, el erotismo se encuentre repartido a lo largo y ancho de toda la extensión de su piel. No en vano, el órgano de mayor extensión con el que cuenta el ser humano es la piel esto lo sabe muy bien las mujeres tratan de sacarle el máximo rendimiento sensitivo. En el caso de los hombres, sin embargo, lo habitual es que localice en su erótica a nivel genital. De hecho, la mayoría de los hombres genitaliza la mayoría de su mundo sexual. ¿A que sí?

Que existan diferencia a nivel erótico entre hombres y mujeres es algo lógico. Sin embargo, esto no debería ser un problema. Ni mucho menos. Lo que debemos hacer para salvar esta situación y ponerla a nuestro favor es tender puentes de encuentro para facilitar la conciliación de ambas formas de entender la erótica sexual. Sencillamente. Así de simple. Encontrarnos en el camino.

Algunas parejas pasa en empatizar con la otra parte a todos los niveles. Por supuesto, también a nivel erótico. Esto permite tender las sensaciones que la otra arte tiene en la búsqueda de su propio placer sexual sin duda, esta forma de entender la convivencia sexual facilita el entendimiento. Los resultados llegar a ser realmente satisfactorios. Sin duda.

Intentar una forma de encuentro sexual en la que aparezca con idéntica relevancia forma de entender la erótica es, sin duda, una buena forma de enfrentarnos a esta situación. Por supuesto, esto no a las cosas que mayor que hacer les proporciona. Al contrario, se trata de integrar tanto los aspectos sexuales más interesante una parte como los que más interesan a la otra. No cabe la menor duda de que es una excelente forma de encuentro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *