Prácticas sexuales extrañas de la A a la Z. Parte 1

Prácticas sexuales extrañas

La pasión por algunas prácticas sexuales que a nosotros nos resultan extrañas está a la orden del día. Un buen número de personas presentan atracción sexual por algunas prácticas que no están muy extendidas, que no son demasiado conocidas y que, por lo tanto, pudieran producir determinado rechazo por algunas personas. Sin embargo, es inherente a la naturaleza sexual del ser humano que la investigación en nuestra propia sexualidad sea un hecho. Vamos a comenzar con la primera letra del alfabeto para hacer un pequeño viaje por algunas prácticas sexuales extrañas para la mayoría de nosotros.

Abasiofilia: Es la excitación ante parejas cojas.
Acomoclitismo: Se trata de la excitación sexual por los genitales depilados.
Acrofilia: Es la excitación sexual que produce tener una pareja muy alta.
Actirastia: Estamos ante la excitación sexual por la exposición a los rayos solares. Agonophilia: La Excitación al simular una pelea física con nuestra pareja.
Agorafilia: Excitación por practiar determinada actividad sexual en lugares públicos.
Agrexofilia: Es la excitación que produce el hecho de que la actividad sexual sea escuchada por otras personas del entorno.
Algofilia: Es la excitación producida por el dolor sin ningún componente erótico.
Alorgasmia: Es la común excitación que se produce al fantasear durante el encuentro sexual con otra persona que no es la propia pareja presente.
Alveofilia: Estamos ante la excitación sexual que produce mantener relaciones sexuales en una bañera.
Amaestramiento: Es la excitación al entrenar a una pareja sumisa para que se muestre obediente.
Amaurofilia: Es la excitación con una pareja sexual a la que se le han vendado los ojos.
Amokoscisia: Es la excitación que produce el deseo de castigar a una pareja sexual.
Amomaxia: La común excitación con una relación sexual en el interior de un coche estacionado.
Analismo: Es la excitación al acariciar el ano de otra persona o practicar, directamente, el coito anal.
Anastimafilia: Se trata de la excitación sexual ante personas con sobrepeso.
Androginofilia: Es la excitación por personas andróginas, con aspecto masculino o femenino poco diferenciado.
Androidismo: Es la excitación con muñecos o robots de aspecto humano.
coito dentro de la axila de la pareja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *