¿Cuál es la práctica sexual más elegida?

La práctica sexual más elegida

Si pensamos sobre cuál es la práctica sexual más elegida como a la mayoría de nosotros vendrá a la cabeza la penetración. Es cierto que, a diferencia de lo que sucedía hace décadas, las relaciones sexuales de la mayoría de las parejas ya no se limita a un par caricias antes del coito. Afortunadamente, esto ya no es así. Al menos entre la mayoría de los casos. El ser humano ha evolucionado en muchos sentidos. También en su forma de disfrutar del sexo. De hecho, son muchas las tendencias sexuales que disfrutar sexo sin penetración. Sin embargo, no os engañemos. La práctica sexual más elegida en la actualidad continúa siendo la penetración. En sus múltiples variantes

Cuando hablamos de penetración estamos hablando del momento en el que el hombre introduce su pene en la cavidad correspondiente. Las opciones son varias. Desde la más tradicional, la vagina como hasta algunas otras alternativas como el ano o la boca. De hecho deberíamos ser más precisos. En realidad el tipo de penetración más extendido y practicado en el mundo continúa siendo la vaginal.

A veces nos olvidamos de tecla penetración no es una práctica sexual exclusiva de parejas heterosexuales. Al contrario. Las relaciones sexuales entre parejas del mismo sexo, de hecho, a menudo suelen incluir algún tipo de penetración. Es obvio cómo puede darse este tipo de práctica sexual entre dos hombres. Todos podemos hacernos una idea, ¿verdad? Para que sea llevada a la práctica por dos mujeres deberían ayudarse de algún tipo de juguete sexual. También te imaginas cómo, ¿no es así? En cualquier caso, también en este caso es una práctica sexual extendida.

La evolución en materia sexual, por lo tanto, a pesar de habernos hecho incluir nuevos y saludables hábitos no han descartado, ni mucho menos, la práctica sexual de la penetración. Ya sea de la forma tradicional o de cualquiera de sus variantes. Son varias las prácticas sexuales que siguen de cerca de esta. De todas maneras, no parece viable que, al menos en un periodo de tiempo relativamente corto, el coito ceda su privilegiado puesto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.