Hablemos del himen

El himen

El himen, sin duda es un gran desconocido. En general, se suelen conocer pocas cosas de él, más allá de que se trata de una membrana que cumbre parcialmente la apertura vaginal externa. Bueno, en realidad, también se suele conocer que es de un tejido elástico que cuando se rompe suele producirse un pequeño sangrado. Vamos a conocer algo más sobre el himen.

La principal función del himen es impedir el acceso a la vagina de bacterias y patógenos. Más allá de eso, no tienen ninguna otra función específica. No todas las mujeres nacen con el himen. En algunos casos, es posible que se nazca sin él. No es algo frecuente, pero se puede dar en algunas personas. Sin ninguna duda.

Son varios los tipos de himen. No todos son iguales. Podemos dividirlos en cuatro grandes grupos. El más común es el que llamamos normal y se da en la mayoría de las mujeres. Es una membrana elástica que presenta continuidad en el tejido. Las otras tres tipologías que se pueden dar responden a los nombres de microperforado, septado e imperforado.

El tamaño del himen va cambiando con el paso del tiempo. En el momento del nacimiento, el himen es una membrana mucho más gruesa y con mayor dureza de lo que va alcanzar nunca. De hecho, con el paso del tiempo va disminuyendo en grosor y tamaño. En la edad adulta se trata de una finísima película protectora.

Tradicionalmente, se ha relacionado el himen con la virginidad de una mujer Sin embargo, no tienen por qué guardar relación. Ni mucho menos. Existen mujeres que han consumado prácticas sexuales con penetración que conservan intacto su himen. Esto se debe a que la flexibilidad del tejido es extraordinaria en su caso.

Por el contrario, también se puede dar el caso contrario. Mujeres que sin haber tenido, en ningún caso, encuentros sexuales, no lo tienen. En unos casos, como ya hemos mencionado, puede ser porque nacieron sin él y, en otras ocasiones, se la podido romper en cualquier tipo de movimiento brusco realizado sin tener que guardar ninguna relación con actividad sexual alguna.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.