La alimentación y el sexo

Alimentación y sexo

Que la alimentación y el sexo están íntimamente relacionados es algo que todos deberíamos saber. Se suele afirmar que la llegada de la primavera hacen que la libido aumente. Lo que se conoce menos es que este aumento generalizado del deseo sexual viene provocado por dos circunstancias claramente delimitadas por un lado, los niveles de vitamina D aumentan en nuestro cuerpo. La mayor exposición solar se encarga de que así sea. La otra circunstancia es el poder afrodisíaco de algunos alimentos propios de esta temporada. Esta es una más de las curiosas relaciones que se dan entre la alimentación y el sexo. Sin ninguna duda,

Existen determinados alimentos que nos producen un mayor nivel de excitación sexual. Sin embargo, es cierto que, en ocasiones, resulta más influyente a nivel sexual con quién se como y en qué circunstancias se hace que lo que se está comiendo. Es evidente que unas fresas con nata no suponen lo mismo en el postre del bar del polígono que en un jacuzzi con nuestra pareja. Esto es obvio.

Lo que sí resulta fundamental es saber que existe una relación entre lo que comemos y los procesos que se dan en nuestro organismo. De eso no cabe ninguna duda. A nivel sexual también sucede. No debemos olvidar que algunos nutrientes como el cinc, la arginina o el magnesio están íntimamente relacionados tanto con el deseo sexual como con la actividad cerebral. El cinc lo podemos encontrar en algunos mariscos, por ejemplo. La arginina está presente en lácteos o legumbres. A modo de ejemplo, el magnesio podemos encontrarlo en el chocolate o en el cacao.

Los alimentos que tienen unas propiedades vasodilatadoras pueden ayudar en el proceso de activación sexual. También aquellos otros que guardan relación con los procesos hormonales. De hecho, los alimentos a los que solemos llamar afrodisiacos son aquellos que presentan algunas de estas características. Otra característica importante de este tipo de alimentos a los que atribuimos propiedades afrodisiacas es su forma. En muchas ocasiones, su capacidad de aumentar el deseo sexual vienen por una apariencia que nuestro subconsciente relaciona con la sexualidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.