La seducción: el inicio de todo

Seducción

Probablemente, la seducción esté en el inicio de todo. La respiración de tener una vida sexual plena comienza, sin ninguna duda, en la capacidad para seducir. Todo lo relacionado con la seducción tiene una relevante importancia en el sexo. De eso no cabe ninguna duda. Pero, al contrario de lo que solemos imaginar, no sólo guarda relación con las personas del entorno. También ha de hacerlo con nosotros mismos. Probablemente este sea el secreto. Quien es capaz de seducir a sí mismo tiene mucho más fácil seducir a los demás. Esto sucede en cualquier ámbito de las relaciones sociales. Por supuesto, el sexo no iba a ser una excepción.

La imagen seductora de una persona ha experimentado cambios a lo largo de la historia. De la misma manera que otras imágenes icónicas a nivel social han sufrido transformaciones al mismo ritmo que se iba transformando, con el paso del tiempo, la sociedad. En la actualidad los valores que asociamos a la seducción son bien diferentes a los que hace unas décadas tenían vigencia. Las sociedades también y con ellas los valores que transmiten.

Es cierto que la imagen exterior del individuo en cuestión es algo valorable. Sin embargo como en la actualidad el peso el aspecto físico parece que pasa a un segundo plano. Sin duda, no hay nada que ofrezca mayor capacidad para la seducción que la inteligencia. Hombres y mujeres dan, cada vez, más importancia a este aspecto.

En ocasiones, el aspecto físico llega, incluso, a generar cierto tipo de desconfianza. Quizás por eso ya no se trate de algo absolutamente prioritario. Se tiende a relacionar la belleza externa con el nivel de egocentrismo e infidelidad potenciales. Estamos ante características que pueden generar situaciones conflictivas.

Son muchas las personas que se siente seducidas por variables distintas a la belleza exterior. De hecho más del 90% de la población reconoce que podría mantener una relación sexual e, incluso, de pareja estable con una persona cuya atracción no dice directamente del físico. La capacidad de seducción coma Pues, en la actualidad pasa por tener mayor relación con valores como la inteligencia, la sociabilidad y la capacidad de empatía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.