La menopausia y el dolor

Menopausia y dolor

Sobre la menopausia yay una verdad dolorosa. Uno de los síntomas comunes asociados con esta etapa de la vida es que las relaciones sexuales comienzan a doler. A través de una encuesta reciente descubrimos que si bien el 62 por ciento de los encuestados reportó haber experimentado dolor durante o después del sexo, casi la mitad reconoció que este dolor está realmente relacionado con la menopausia.

El 73 por ciento de las mujeres encuestadas indicó que aún eran sexualmente activas después de la menopausia. El 83 por ciento de las encuestadas a preguntas sobre el dolor reportaron experimentar dolor en la mitad o más de las actividades sexuales. El 73 por ciento calificó el dolor de moderado a severo. Asi que. ¿Qué hacen las mujeres para tratar este dolor? En algunos casos, no mucho.

Casi el 60 por ciento de las encuestadas dijeron que nunca habían hablado de sus relaciones sexuales dolorosas con su médico. De hecho, el 45 por ciento de las mujeres que respondieron preguntas  dijeron que estaban usando lubricantes para lidiar con el dolor. Mientras que una de cada tres recurría a evitar el sexo por completo.

Sí, este dolor es un síntoma natural a veces asociado con la menopausia. Antes de la menopausia, el estrógeno ayuda a mantener el grosor y la elasticidad de los tejidos vaginales. A medida que envejece, los niveles de estrógeno disminuyen y causan cambios en estos tejidos. Estos cambios pueden llevar a una condición médica llamada atrofia vulvar y vaginal. Esta es la causante de las relaciones sexuales dolorosas. Se les conoce como dispareunia.

Sin embargo, este dolor no tiene que ser aceptado como una parte normal del proceso de envejecimiento que las mujeres simplemente deben manejar. Ni mucho menos. Más importante aún, este dolor no desaparecerá por sí solo. De hecho, puede empeorar si no se trata adecuadamente. Sin embargo, el 69 por ciento de los encuestados no sabían que el sexo doloroso que estaban experimentando se puede tratar.

Iniciar la conversación con el médico sobre el sexo doloroso puede no ser fácil. Sin embargo,  es un paso importante para disfrutar de una intimidad sin dolor. La satisfacción con tu vida sexual puede ser importante para la calidad de vida relacionada con la salud a cualquier edad. La menopausia ciertamente no tiene por qué significar el fin del sexo. Ni mucho menos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.