El trastorno de deseo sexual hipoactivo

deseo sexual hipoactivo
Algunas mujeres sufren  trastorno de deseo sexual hipoactivo. Se trata de la experimentación de un nivel  bajo de deseo sexual en las mujeres que no han pasado por la menopausia. Hasta hace bien poco, para corregir este problema, los especialistas solían medicar. Una de las contraindicaciones de esta medicación era la ingesta de bebidas alcohólicas. Sin embargo, las personas que están tratándose esta disfunción ya no necesitan abstenerse completamente de beber alcohol. Parece que las autoridades sanitarias han informado que basta con no ingerir alcohol en las dos horas previas a la ingesta del medicamento. Además, no deben beber  hasta la mañana después de tomarla.

Los síntomas del trastorno de deseo sexual hipoactivo pueden variar de una mujer a otra. Los más generalizados son:

  • No tener interés en ningún tipo de actividad sexual, incluida la masturbación.
  • Nunca o  rara vez se tienen  fantasías o pensamientos sexuales
  • Mostrar preocupación por la falta de actividad sexual o fantasías.

    El deseo por el sexo se basa en muchas cosas que afectan la intimidad. POr supuesto, como no podría ser de otra manera, en esteo está incluido el bienestar físico y emocional. Además, por supuesto, de las experiencias, las creencias, el estilo de vida y la relación actual.

Por supuesto, cuando se muestran los primeros síntomas de poder haber desarrollado trastorno de deseo sexual hipoactivo, lo primero que se ha de hacer es consultar a un profesional de la salud. Nunca está de más discutir los problemas con nuestra pareja en cualquier caso, el objetivo es obtener su apoyo y no una solución. Esta, sin ningún género de dudas, ha de facilitarla el médico.

La solución podría ser tan simple como cambiar un medicamento que esté tomando y mejorar cualquier condición médica crónica, como presión arterial alta o diabetes. A veces, los grandes problemas tienen su origen en una pequeña circunstancia que hemos pasado por alto. No siempre los problemas sexuales como el trastorno de deseo sexual hipoactivo están originados por una patología a la que debamos temer. En ocasiones, simplemente se trata de alguna pequeña circunstancia que nos esstá condicionando de mamera negativa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.