Alimentación, salud y sexualidad

Alimentación y sexualidad
La alimentación puede, como sabemos, mejorar nuestra salud. Sin nunguna duda. Por ende, una buena salud es capaz de hacer mejor nuestra sexualidad. Los hábitos saludables, como llevar una alimentación adecuada, son indisoensables para tener una buena salud. De esta manera, la alimentación influye en la calidad de nuestra vida sexual. La práctica habitual de ejercicio con intensidad moderada es otro de los buenos hábitos que nos ayudan a que nuestra salud y nuestra sexualidad funcionen perfectamente.

Está demostrado científicamente que el ejercicio físico está directamente relacionado con la calidad de las relaciones sexuales. Desde la fase de nacimiento del deseo sexual hasta la práctica en sí misma. Todo el recorrido sexual se ve afectado de forma positiva por una práctica deportiva moderada de forma habitual. Por supuesto, todo funciona mucho mejor si, además, se lleva a cabo una alimentación adecuada.

Tanto la alimentación saludable como la actividad física son capaces de provocar bienestar por diferentes causas. En primer lugar, cuando realizamos ejercicio físico se produce una liberación de endorfinas. Estas sustancias químicas son comocidas como las hormonas del placer. Son liberads por nuestro organismo para producir una considerable sensación de bienestar.

La realidad es que son muchas las personas que no realizan una actividad física de forma habitual y que no tienen ordenada su alimentación. Sin embargo, cuando una persona se lo propone realmente, no se trata de algo tan dificil de consegir. Como en casi todo, los inicios son la parte más dura de tener este hábito.

El hecho de estar sanos facilita nuestra vida sexual. Nuestra sexualidad se ve claramente beneficiada cuando contamos con un buen estado de salud. No hemos de olvidar que para que nazca el deseo sexual es necesario tener algunas necesidades cubiertas. El descanso, la correcta alimentación y el buen nivel de salud son, sin duda, cuestiones fundamentales.
Así que si queremos tener una sexualidad saludable, debemos cuidar de una manera muy especial estos dos aspectos de nuestra vida: la alimentación y la salud. Para ello, atenderemos a criterios tan valiosos para nuestro bienescar como la práctica de actividad física moderada de forma habitual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.