El punto G: a vueltas con él

Punto G
El punto G es uno de nuestros asuntos favoritos. Por eso nos gusta traerlo aquí de cuando en cuando. Siempre con nuevas perspectivas. La persona que dijo: «El camino hacia el corazón de una mujer son las joyas», obviamente nunca encontró el punto G de su pareja.


Estimular el punto G de una mujer ha alcanzado proporciones épicas y míticas, garantizando que ella siempre te recordará como «el mejor que jamás haya tenido» si eres el primera allí. De eso no cabe ninguna duda.

Seamos realistas aquí por un segundo: si ella tiene un sexo positivo y se involucra en la masturbación, es muy probable que ya lo haya encontrado. No vas a destruir su mundo solo porque dices ser el «susurrador del punto G.» Y solo porque eres capaz de encontrarlo y estimularlo tampoco esperes mucho. ¿O sí?

En cualquier caso,  eso no significa que no debas intentarlo. Tampoco significa que a ella no le guste más el hecho de que seas tú quien llegue a ese pequeño lugar. Si te concentras solo en encontrarlo, entonces la presión aumenta y la mitad del placer desaparece.

Así que relájate y le permitirás sentirse más presente. Involucra todos tus sentidos y haz un uso amplio de todas las otras grandes cosas que suceden durante la penetración y es muy posible que lo alcances.

La ubicación del punto G se debate acaloradamente, hasta el punto en que los investigadores llegaron a discutir si existía o no. Algunos dicen que pueden sentirlo como una cresta o una ligera diferencia en el tejido, donde el punto G es más pronunciado. Algunos dicen que dentro de los cuerpos de sus parejas no se sienten tan obvios, así que confían en su reacción para saber si lo han golpeado o no.

Independientemente de cómo se vea o se sienta, se encuentra la ubicación irregular en contra de la parte inferior del abdomen, en la pared vaginal. No es necesario que profundices mucho en su útero. De hecho, si le golpeaste el útero, estás demasiado lejos.

Solo necesitas dirigirte  hacia la parte frontal de su estómago, en lugar de hacia adentro. Es mejor comenzar con los dedos antes de pasar a la penetración con pene para que puedas tener una idea de dónde se encuentra.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.