La sexualidad en la madurez

Sexo en la madurez
La sexualidad en la madurez puede ser disfrutada de la misma manera que en el resto de etapas de la vida. Con la llegada de la menopausia muchas mujeres ven su deseo sexual disminuir. Cuando eso sucede no se deben bajar los brazos. Basta un estimulante sexual femenino para devolverle el placer y mejorar su vida íntima. La madurez tiene sus características propias. Como cualquier otra etapa de la vida. Sin embargo, la ausencia de sexo no tiene por qué ser una de ellas.

La menopausia es solo el inicio de otra fase de la vida de la mujer en la que se da por terminada su capacidad reproductiva. Por consiguiente, cesan las menstruaciones. Se trata de un fenómeno fisiológico que se debe a la reducción gradual del funcionamiento de los ovarios. Estas glándulas dejan de liberar óvulos, mensualmente, y de producir hormonas femeninas, como el estrógeno.

Debido a estas alteraciones, el organismo deja de estar expuesto a los habituales niveles elevados de estrógeno, creando así un nuevo ambiente hormonal que se denomina hipoestrogenismo. Este estado presenta síntomas y se refleja en el estado físico, mental y emocional de la mujer.

Los principales síntomas que afectan a las mujeres menopáusicas son sofocos, sudores, transpiración, dolores de cabeza, óseas y articulares, humor depresivo, insomnio, irritabilidad, incontinencia urinaria, sequedad de la vagina, aumento de la presión arterial y del colesterol, aumento de peso, modificación de la piel y del cabello.

Con la llegada de la menopausia, ciertas mujeres ven el deseo sexual disminuir debido a la falta de lubricación vaginal. Esto hace que las relaciones sexuales se conviertan en dolorosas y las dejan más vulnerables a contraer infecciones. Otras mujeres experimentan una mejora de la vida sexual, pues con la ausencia de menstruación dejan de preocuparse con embarazos no deseados y, por lo general, ya no tienen hijos pequeños que entorpezcan el sueño o que ocupen mucho su atención a lo largo del día.

Si estás atravesando esta fase, y perdiste el deseo, has de saber que existen en el mercado formas muy simples de invertir esta situación. Tomar un estimulante sexual es una solución práctica, simple y muy eficaz. Prueba y recupere su vida sexual. La madurez puede ser una buena etapa para la vida sexual.

El uso de lubricantes en las relaciones sexuales puede ser muy útil para la mujer. Evitan la incomodidad y posibles infecciones vaginales. En la menopausia puede recurrirse a la reposición hormonal, que pretende mantener las características físicas femeninas, previniendo la piel y el cabello secos, manteniendo el cuerpo redondeado en las formas femeninas, así como la voz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.