Panificar tu vida sexual

Planificar la vida sexual
Hemos organizado algunos consejos paraayudarte a planificar tu vida sexual. A veces no resulta sencillo poner algo de orden en la propia vida sexual. Especialmente cuando se es joven, resulta bastante complicado ordenar algunos aspectos de la vida. Sin duda, todo lo que tiene que ver con la sexualidad resulta especialmente complejo.

Una de las primeras cosas que hemos de tener en cuenta para planificar nuestra porpia vida sexual es que debemos cuidarnos. Por encima de cualquier otra cosa. El cuidado personal siempre debe estar presente. Cada vez que intentamos hacer algo para mejorar nuestras vidas, comenzamos por centrarnos en lo que no es bueno y esto nos puede hacer sentir un poco desanimados y magullados.

Otra de las cosas que hemos de hacer es concertrarnos en ello. Al dedicar algo de tiempo a la planificación de la vida sexual, te concentrarás en dónde están las brechas, lo que te está desviando y lo que necesitas cambiar. asegúrese de cuidarse a sí mismo mientras realiza este trabajo.

Necesitas tomarse tu tiempo. Tener descansos. Digerir lo que está saliendo a la superficie y lo que está aprendiendo.  Cuídate mientras buceas a fondo. No te dispares ni te abrumes por el hecho de acelerar el proceso.

Es necesario tener presente que es bueno compartir. En general, por supuesto. Y en este caso particular, también. No tienes que mantener todo esto en secreto. No hay nada vergonzoso en avanzar en tu vida sexual y tus relaciones. De hecho, podría ser beneficioso para ti hablar con tus  compañeros sobre lo que estás haciendo. O incluso involucrarlos en el proceso.

La planificación de la vida sexual se puede utilizar como una forma segura y fácil de iniciar una conversación importante. En definitiva, se trata de tomarse el tiempo suficiente como para reflexionar sobre lo que estás descubriendo.
No tiene sentido dedicar tiempo a planificar tu vida sexual si no vas a tomarte el tiempo suficiente como para reflexionar y aprender. Sería como si dedicases tiempo y esfuerzo a diseñar un menú semanal para luego ponerte a cocinar a diario algo totalmente diferente. Resultaría absurdo. ¿No te parece?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.