Sexo en la ducha: ¿vale la pena?

Sexo en la ducha
Sexo en la ducha: ¿Vale la pena el problema? Mucha gente ha tenido algo de sexo fantástico en la ducha en el pasado. También mucha gente ha tenido algo de sexo bastante desagradable en la ducha. Incluso, se dan casos en los que se ha mantendio algo de sexo en la ducha que, francamente, ha resultado peligroso.  Entonces ¿Vale la pena el sexo en la ducha?

Hacerlo en la ducha siempre tuvo un atractivo novedoso. El agua caliente golpeando hacia abajo, la espuma resbaladiza, el hecho de se puedan hacer cosas tan sucias como queramos quedando limpios al instante. Algunas parejas mantienen relaciones sexuales en la ducha con bastante frecuencia.

En los hogares modernos, el espacio en la ducha suele ser limitado. De hecho, en algunas duchas modernas es dificil sentirse cómodo inluso una sola persona. Ni imaginarnos el caso de dos personas practicando sexo en la ducha. Sin embargo, está bien considerar los pros y los contras de la experiencias sexuales en la ducha.

Lo bueno del sexo en la ducha:

    • La intimidad de compartir la humedad y el calor.  Se trata de algo realmente excitante. No cabe ninguna duda.
    •  Lavarse mutuamente es una forma divertida y práctica de realizar juegos previos. Puede ser algo realmente atrayente.
    • Si comparte la casa con otros, es un lugar con privacidad y una puerta con llave. Cosa que, en esta situación, se ha de agradecer mucho. Sin duda.
    • Tener relaciones sexuales en otro lugar que no sea en su cama puede ser emocionante y rejuvenecedor para la vida sexual de una pareja
       

      Lo que no es tan bueno sobre el sexo en la ducha:

    • Las duchas pueden ser bastante pequeñas y pueden hacer que no tengas mucho espacio para maniobrar.
    • La espuma jabonosa se siente encantadora, pero las baldosas resbaladizas  son una pesadilla para la salud y la seguridad. Un verdadero peligro al que conviene poner solución.
    • Si necesitas usar condones, puede ser difícil colocarlos en la ducha. Es una tarea realmente complicada.
    • Se requiere práctica para obtener los ángulos para una penetración cómoda. Sobre todo si ambos están de pie y no hay mucho espacio para inclinarse.
    • Si necesitas mantenerte estable durante los juegos previos, el sexo o después del clímax, es posible que no  puedas mantenerte estable mucho tiempo con seguridad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.