Hablemos de la asexualidad

Asexualidad

La naturaleza de la asexualidad es algo que los científicos han estado debatiendo durante años. Algunos han argumentado que se trata de un trastorno mental. Otros lo han clasificado como una disfunción sexual. algunos afirman que es un interés sexual inusual, técnicamente conocido como parafilia. Otros consideran que se trata de una orientación sexual. Entonces, ¿con qué nos quedamos? ¿Es un trastorno mental? No. Rotundamente. Según los datos, la asexualidad no es un trastorno, ni es un síntoma de otro trastorno. Se ha encontrado que un vínculo entre la asexualidad y el informe de más síntomas psiquiátricos.

Sin embargo, se piensa que este vínculo es una función del hecho de que la asexualidad es un estatus social estigmatizado. En la medida en que las personas asexuales tengan tasas más altas de trastornos psicológicos, probablemente se deba a que carecen de apoyo social. No porque estén mentalmente enfermos.

¿Es una disfunción sexual? Una vez más, de acuerdo con todas las investigaciones disponibles, no. Los estudios indican que la excitación sexual no se ve afectada en individuos asexuales. Más específicamente, en mujeres asexuales.

No hay estudios publicados que hayan examinado la excitación en hombres asexuales, al menos de momento. Además, las investigaciones encuentran que las personas asexuales no se sienten angustiados por su falta de deseo sexual. Esto los diferencia bastante de las personas que tienen trastornos del deseo sexual verdadero.

¿Es una parafilia?  Los estudios sugieren que al menos algunas personas que se identifican como asexuales podrían clasificarse mejor como si tuvieran una parafilia. Esto tiene sentido cuando se considera que la investigación ha encontrado que muchos asexuales autoidentificados se masturban. Además, muchos de ellos también tienen fantasías sexuales. Sin embargo, el contenido de las fantasías de los asexuales es diferente de los de las personas sexuales de varias maneras.

Por ejemplo, es menos probable que los asexuales aparezcan en sus propias fantasías. Es más probable que fantaseen con personajes de ficción. También están más inclinados a sentirse desconectados de las actividades que tienen lugar en sus fantasías.

Entonces, si bien no tiene sentido decir que la asexualidad en general es una parafilia, parece posible que un pequeño subconjunto de asexuales autoidentificados puedan, simplemente, tener algunos intereses sexuales poco comunes.

¿Es una orientación sexual? La respuesta a esta pregunta depende, en parte, de cuál sea su definición de orientación sexual. Sin embargo, existe una cantidad razonable de apoyo a la idea de que la asexualidad es una orientación sexual única.

Por ejemplo, la investigación ha encontrado que muchas de las mismas características biológicas vinculadas a la homosexualidad también están vinculadas a la asexualidad. Como la disposición y el orden de nacimiento. Esto sugiere la posibilidad de que la asexualidad sea una característica innata.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.