El dolor genital

Dolor genital

Las mujeres, a menudo, hablan primero con médicos de familia para recibir intervenciones médicas como aplicaciones tópicas, medicamentos orales o cirugía para el dolor genital. La medicación tópica utilizada con mayor frecuencia es la lidocaína y los estudios con pacientes con vestibulodinia provocada mostraron resultados positivos. Los medicamentos también pueden usarse para el dolor neuropático, aunque esto no se ha validado empíricamente para la vulvodinia.

La vestibulectomía ha sido el tratamiento más estudiado para el dolor genital. Las tasas de éxito oscilan entre el 65 y 75%. Sin embargo, se recomiendan intervenciones no quirúrgicas antes de que los pacientes reciban cirugía para el dolor genital.

En un estudio de resultado de tratamiento aleatorizado que comparó vestibulectomía, terapia grupal cognitivo-conductual y terapia sexual con manejo del dolor y biorretroalimentación, los tres tratamientos tuvieron resultados significativos a los seis meses con dolor durante el coito, pero la cirugía resultó doble de eficaz en la reducción del dolor. .

En un seguimiento de dos años, la cirugía siguió siendo superior en su impacto sobre el dolor genital durante la prueba de hisopo de algodón  pero fue igual al grupo para el dolor durante el coito.

La terapia física del suelo pélvico incluye educación sobre el papel de la musculatura del suelo pélvico en el mantenimiento de la dispareunia. También proporciona técnicas manuales y de inserción. Las investigaciones han demostrado que los pacientes sometidos a fisioterapia del suelo pélvico habían reducido el dolor durante las relaciones sexuales y los exámenes pélvicos y habían mejorado el funcionamiento sexual en general.

La terapia sexual y el manejo del dolor tienen tasas de éxito similares en comparación con las intervenciones médicas. Sin embargo, están ausentes en gran medida de las consideraciones de tratamiento en la literatura médica.

Sin duda, la buena noticia es que, en la mayoría de los casos, el dolor genital tiene solución Por supuesto, en cuanto aparecen los primeros síntomas, debemos acudir a buscar la ayuda de un médico especialista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.