Crisis de pareja en verano

Crisis

Las crisis de pareja en verano son un hecho muy frecuente. De hecho las estadísticas del Consejo General del Poder Judicial gracias a esta realidad. Parece que el 28% de los divorcios que se llevan acabo en España tienen lugar durante el periodo estival. El mes de septiembre es el que mayor número de separaciones y divorcios quedan registrados en los Juzgados de Familia. Sin duda un dato a tener en cuenta. Ahora que estamos acabando el mes de septiembre podemos contrastar esta tendencia.

Las crisis de pareja no sólo tienen reflejo en el número de divorcios. La cantidad de parejas que acuden a consulta en los diferentes centros de sexología durante los meses de septiembre y octubre también se ven incrementadas. Parece, pues, que el verano, lejos de ser un tiempo de reencuentro y fortalecimiento de la relación, se vuelve un periodo especialmente complicado.

Afortunadamente, todavía quedan muchas parejas que sí que aprovechar el tiempo libre que nos ofrece el verano para disfrutar de actividades. Y no hay nada mejor para evitar las crisis de pareja que combatir la rutina.

Es cierto que si una pareja disfrute más durante el verano, probablemente estemos ante un problema anterior. En cualquier relación personal siempre existen conflictos latentes que según se cuestionen pueden desaparecer o, por el contrario, ser determinantes para finalizar la relación. Es bastante posible que este sea el origen de muchas de las crisis de verano.

Resulta fundamental aprender a posponer este tipo de conflictos. A intentar camuflarlos o, incluso, ignorarlos. Es cierto que, en muchas ocasiones, las tareas diarias, el trabajo Y las ubicaciones familiares acumular una cantidad de cansancio y preocupaciones que no dejan mucho lugar para el diálogo sereno. Precisamente por eso deberíamos ser capaces de gestionarte una mejor manera los períodos del año en los que si contamos con ese tiempo el verano, desde luego, es uno de ellos.

Las relaciones de pareja son complejas. Manejarlas de una forma relajada siempre resulta una buena idea. El verano debería ser un buen momento para ponerle solución a aquellas cosas que no hemos sido capaces de resolver durante el resto del curso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.