El sexo en el baño

Sexo en el baño

El sexo en el baño es una alternativa muy recomendable. Resulta totalmente lógico que lleguemos a hartarno de practicar siempre el mismo tipo de sexo. Lo de utilizar siempre la cama o como mucho el sofá llegar a resultar realmente aburrido. Es lógico que queramos buscar alternativas excitantes para nuestros escarceos sexuales. Y el sexo en el baño, sin duda, es una alternativa que puede ser realmente divertida.

Lo mejor de practicar sexo en el baño es que admiten diferentes variantes. La seguridad que da el baño del propio hogar es una de las opciones que tenemos a mano. Sin embargo, parece poca cosa. Al menos si estando solos en la casa con nuestra pareja decidimos utilizar esta estancia. La novedad del lugar aportará algún grado de excitación extra pero poco más.

Otra cosa muy diferente es utilizar el baño de nuestra propia casa en otro contexto. Por ejemplo, invitar a algunos amigos o familiares a cenar Y, en el momento que acordemos con nuestra pareja, ausentarnos para citarnos en el baño. El sexo en este lugar y en estas condiciones puede ser tremendamente interesante.

Pero para buen uso sexual de un baño el que podemos hacer en diferentes establecimientos públicos. Es posible que ya hayas tenido alguna experiencia sexual en el baño de un bar cualquier noche de fiesta. También es posible que el encuentro haya surgido en el baño de una discoteca. Sin duda estas variantes son las más utilizadas. Frecuentemente el baño de una discoteca es testigo de momentos pasionales.

Pero reducir las opciones de tener sexo en un baño a las de un bar o discoteca es invitarlas de una forma innecesaria. Existen un buen número de establecimientos públicos que cuentan con aseos que nos pueden proporcionar  unos momentos de sexo intenso. Mantener un encuentro sexual en un lugar público pero preservando nuestra intimidad y, además, exponiéndonos a ser sorprendidos es algo que suma una cantidad de componentes excitantes te pueden hacer que el encuentro sea algo tremendamente pasional.

El baño de un centro comercial, de un garaje público o, incluso, de un restaurante pueden convertirse en el lugar ideal para mantener una ardiente sesión de sexo. ¿Te atreves a probar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.