¿Es la sumisión un signo de debilidad?

¿El BDSM implica debilidad?

¿Es la sumisión un signo de debilidad? Muchos se dejan engañar pensando que sí. Estoy hablando de la sumisión en términos sexuales o de intercambio de poder. Como parte de BDSM. La sumisión como parte de BDSM significa consentir en obedecer los deseos o demandas de otra persona, ya sea en un entorno sexual o en un estilo de vida BDSM.
El dominio y la sumisión son los principios centrales de BDSM. Es sinónimo de esclavitud y disciplina, dominio y sumisión, sadismo y masoquismo. Las características exactas de dominación y sumisión en cualquier relación perversa son exclusivas de esa relación. Es imposible decir exactamente cuáles son las reglas. La única regla central es el 100% de consentimiento de todas las partes en todo momento. La debilidad no forma parte de este juego.

Dicho esto, algunas de las reglas dadas por los dominantes a sus sumisos son bastante populares. Estos incluyen: una sumisa que sacrifica su derecho al auto-placer, usar ciertos tipos de ropa, realizar ciertas tareas ya sean domésticas  o sexuales.

Sin saber mucho sobre BDSM o las personas involucradas en él, podría parecer que la sumisión es un signo de debilidad en la parte sumisa. Después de todo, los adornos, el lenguaje corporal y los aspectos de obediencia se combinan para dar un comportamiento muy sumiso.

Se puede usar un símbolo de sumisión. Por ejemplo un collar. Tal vez una correa. Todo esto tiene connotaciones de propiedad o esclavitud. Alguien que tiene el control de otro, afirmando su dominio sobre ellos. En cualquier caso, se trata de un juego acordado. Puede duran un tiempo o prolongarse de forma ilimitada. Pero, en todo caso y en todo momento, es algo querido y deseado por todos los participantes.

Quizás el sumiso usa poca ropa, otro signo que apunta a ser humillado a los ojos de los espectadores. No es que las personas estén necesariamente en la misma habitación; pero las facetas de BDSM han escapado de las sombras y han aparecido en el centro de atención de la cultura pop. Parece que más personas que nunca tienen una opinión sobre lo que sucede exactamente en el BDSM real y lo que realmente hacen los BDSMers reales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.