La falta de sexo y la infidelidad

Infidelidad

La falta de sexo y la infidelidad no siempre están relacionados. Aquello de que un hombre solo engaña por falta de sexo es un mito muy persistente relacionado con el sexo y las relaciones. Curiosamente, identifica específicamente a los hombres, como si ellos fueran los únicos infieles en las relaciones y como si siempre sean completamente inocentes de dicha infidelidad. Como si fuera parte de su naturaleza mantener relaciones sexuales a voluntad y sin preocuparse por las consecuencias.

No estoy seguro de cómo comenzó este mito pero, ciertamente, ayuda a absolver a los hombres de cualquier culpa por estos asuntos. Un hombre comete una infidelidad porque su compañera no le está haciendo feliz. Cuando el sexo no es lo suficientemente bueno. Porque está aburrido. Porque se merece algo mejor. Ah, y porque no puede evitarlo, es parte de su naturaleza. En realidad, no.

Para empezar, no solo los hombres engañan.  Los hombres engañan a las mujeres, claro, pero las mujeres engañan a los hombres. Las mujeres engañan a las mujeres y los hombres engañan a los hombres. Y esas son las únicas opciones existentes.

Casi todos tienen la oportunidad de cometer una infidelidad en algún momento de su vida cotidiana y muchas personas, incluso, pueden llegar a tener un motivo que suene razonable. Si elige ser leal a su pareja cuando surgen esas oportunidades es una decisión que recae directamente sobre los hombros de cada persona.

No creo que  sea correcto ser deshonesto con tu pareja. Aunque eso no es lo mismo que decir que nunca es comprensible. Hay circunstancias en las que  la infidelidad es muy comprensible y que, incluso, sería tolerada por muchos. En cualquier caso, juzgar las decisiones de una persona en este sentido no es correcto. Y mucho menos aún si se desconocen las circunstancias que le rodean.

Si estás preocupado por la infidelidad de tu pareja, lo mejor que puedes hacer es examinar tu relación. Hablar abiertamente sobre tus preocupaciones. En una relación sana, la comunicación debe ser fluida y honesta. Antes de lanzar acusaciones, pregúnta con calma si alguna vez hatenido la tentación de comenter una infidelidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.