La sumisión y el BSDM

Sumisión

Para muchas personas, la sumisión y el BDSM solo se pueden disfrutar como parte de una sesión preestablecida. Sin embargo, algunas personas disfrutan de la sumisión y BDSM las 24 horas del día, los 7 días de la semana. ¿Te imaginas alguna vez incluir sumisión y BDSM en tu vida cotidiana?
Ser más estricto acerca de tus hábitos de masturbación puede ayudarte a tener una sensación de estar controlado todos los días. Eastablece algunas reglas y luego desafíate a cumplirlas, pase lo que pase.

La castidad y el control del orgasmo son fetiches muy populares y con un poco de fuerza de voluntad, puedes experimentar los altibajos de la negación del placer propio por ti mismo.

¿Encuentras la autocastidad demasiado difícil? Invierte en un dispositivo de castidad y dificulta el acceso. Podrías experimentar con diferentes tipos de estimulación sexual a los que estás acostumbrado. Es fácil desarrollar hábitos de masturbación y seguir con lo mismo cada vez. Atrévete a probar algo nuevo.

El juego anal puede hacerte sentir particularmente nervioso, y puede ser emocionante probar juguetes sexuales anales. Si ya disfruta de la estimulación anal, entonces aumentar lenta y constantemente el tamaño de tus juguetes anales puede ser una forma emocionante de entrenarte.

El gusto diario de sumisión y BDSM podría provenir de fuentes externas con la ayuda de Internet. Conectarse con perversos afines en los sitios web de la comunidad BDSM  y a través de las redes sociales te ayudará a sentirse involucrado e incluido en la escena.

Muchas amistades perversas y relaciones temáticas se forjan a través de Internet y con la ayuda de los sitios web de la comunidad BDSM, nunca se sabe con quién terminarás chateando y potencialmente conociendo en la vida real.

¿Es más fácil disfrutar de la sumisión y BDSM en la vida cotidiana cuando estás en una relación? Pensarías eso pero, por supuesto, depende de los sentimientos de la otra persona en la relación.

Puede ser sumiso o dominante y no ser capaz de superar  a la otra persona para cumplir sus deseos perversos. O tal vez la otra persona en la relación no es pervertida en absoluto. Pueden tener cero interés o deseo de un elemento BDSM en su vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.