Cuando dejas de sentirte atraído por tu pareja

Cuando dejas de sentirte atraído por tu pareja

A veces llega un momento en que dejas de sentirte atraído por tu pareja ¿Has notado un cambio en la dinámica de tu relación con tu pareja? Si es así, tal vez ya no te sientas tan atraído por tu pareja. A veces, aunque  se desee hacer todo lo posible para que funcione, es difícil. Además, casi nunca se pude identificar la razón. En ocasiones, las razones son tan sutiles que se necesita mucha autorreflexión y objetividad para descubrirlo. Solo así se puedan tomar las medidas adecuadas para darle vida nuevamente.

Quizás algo ha cambiado dentro de ti o algo ha cambiado dentro de tu pareja. Y ahí esté la razón por  la que has dejado de sentirte atraído por tu pareja. Muchas veces, algo ha cambiado en ambos. Quizás uno o ambos hayan estado estresados ​​en el trabajo. O ambos hayan experimentado un evento traumático en la vida. Tal vez tu pareja está enferma y se siente diferente a sí misma. Cuando una persona no se siente bien, generalmente no se siente bien con nada más.

Por otra parte, vosotros dos podéis no ser una buena opción el uno para el otro. Desafortunadamente, esta es una realidad que afecta a muchas parejas. Cuando sucede resulta ser muy emocional y confusa. La buena noticia es que esto es algo a lo que muchas parejas han conseguido revertir. Cuando sucede  lleva a relaciones aún más fuertes.

Pero primero debe identificar la razón exacta para que los dos puedan trabajar en ella, así que esto es lo que podéis hacer:

      • Siéntate con tu pareja en un lugar tranquilo.
      • Sé honesto sobre tus sentimientos  respecto a la relación.
      • Deja que tu pareja sea honesta y no te enfades.
      • Hazle saber a tu pareja que reconoces y respetas tus sentimientos.
      • La honestidad hace mucho más fácil identificar lo que sucedió para poder discutir las formas de arreglar la relación.

Aunque se puede haber perdido la atracción que alguna vez existió, la comunicación y el trabajo conjunto pueden reavivar la relación. Los dos podéis veros uno al lado del otro de una forma que nunca antes había surgido y que puede generar un nuevo tipo de atracción. Incluso si ya no sentís que encajan bien.

Si el aburrimiento es la razón, es relativamente fácil de solucionar. Intenta algo nuevo. Poneos disfraces. Mantened relaciones sexuales en un lugar público. O disfrutad de una pequeña sesión de BDSM. Podéis descubrir cosas sobre vuestra identidad sexual que nunca antes habíais conocido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.