El arte y la educación sexual

Arte y sexualidad

El arte es una forma más de las que podemos utilizar para acercarnos a la educación sexual. Hay tantas formas de acercarse al arte como de acercarse a la sexualidad. En ambos casos cada uno utilizamos las herramientas que tenemos más a mano. Nadie nace sabiendo y el entorno suele resultar determinante en nuestro futuro. En realidad, nadie puede culparnos por ello.

Hagamos un ejercicio. Imagínate a ti mismo en tu primera visita a una pinacoteca. Lo lógico, cuando no se sabe nada de arte, es sentirse cohibido. No saber cómo moverse en este contexto. Lo más normal es mirar obra que parecen bonitas pero que no somos capaces de entender.

La sociedad actual ofrece a nuestros niños y jóvenes sensaciones parecidas cuando se han de relacionar su sexualidad. El acceso a todo tipo de contenido sexual es asequible para cualquier persona oma independientemente de su edad y su nivel de madurez. Cuando alguien sin ninguna educación al respecto se enfrenta a este tipo de contenidos reacción puede ser muy similar a la descrita en el párrafo anterior. Tal vez enfrentarse al arte y a la sexualidad, por primera vez, no sea tan diferente.

En el caso del arte cómo comenzar a entenderlo para, posteriormente, disfrutarlo es, simplemente, cuestión de formación. La visita a la pinacoteca a la que nos enfrentábamos en los párrafos anteriores mejoraría sensiblemente si fuésemos acompañados de un profesor de arte. Enseñarnos a entender lo que cada obra esconde nos ayudará en este camino.

Exactamente lo mismo sucede con la sexualidad. Cuando un joven se enfrenta al mundo por descubrir que supone la sexualidad lo hace sin herramientas. Ofrecerle apoyo en forma de educación sexual le hará comprender las razones por las que todo funciona como funciona. Solo de esta manera y con este conocimiento podrá enfrentarse de una forma madura a su propia sexualidad.

El recorrido solitario por la pinacoteca es una perfecta metáfora de la situación a la que ha buscamos a nuestros jóvenes si les soltamos a explorar la sexualidad por sí mismos. Teniendo en cuenta que los contenidos a este respecto que todo tipo de medios proyectan sobre él no tienen en cuenta, en absoluto, los valores propios de la educación sexual que precisa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.