Momentos de excitación

Momentos de excitación

A veces anhelamos momentos de excitación total. Poder describir ese momento perfecto, cuando el aliento queda atrapado en la garganta por una excitación tan intensa que en realidad nubla la visión.

Se trata de momentos de excitación que no solo enredan el cuerpo físicamente, con un rayo golpeando las venas y la pasión deslizándose por cada terminación nerviosa, pareciendo reunirse todas las terminaciones nerviosas del cuerpo.


No, no solo eso. Enredan la mente. Llegan a atar la lengua con tanta habilidad como una mordaza. Es entonces cuando faltan completamente las palabras. Todo queda paralizado. Los sentimientos chisporrotean a medida que se elevan y los pensamientos estallan como burbujas en la superficie.

La sala se balancea. El tiempo parece haberse detenido. Los olores son tan fuertes que se puede oler todo en ese momento. Desde el almizcle hasta las sábanas. Desde  el calor hasta el sexo que se avecina. Los momentos de excitación nos acercan a él.

La superficie de la piel se eriza con anticipación y sensación aumentada incluso antes del tacto. La piel de gallina decora la piel pálida que está cada vez más cubierta de rubor, ya que la sangre recuerda su viaje necesario alrededor del cuerpo.

Los movimientos parecen torpes. El cuerpo está entre demasiado frío y demasiado caliente. Sin duda, demasiado consciente de los orificios desesperados por ser usados ​​y repletos. Los senos para ser apretados y manipulados, la boca para ser explorada, devastada.


Hasta que uno se pone encima del otro.  Ojos brillantes con pleno poder y control. Un cuerpo cálido empujando. Listo para comenzar un viaje hasta la forma que elija. Un pequeño desafío en la profundidad de esos ojos oscuros que  desafían a una suerte de pelea. Eso lo hace aún más divertido.

La travesura y el juego pecaminoso dominan  los momentos de excitación como nunca. Las sonrisas descaradas y el brillo en los ojos que nos miran. Los momentos prometidos compartidos entre las miradas de momentos y los tiempos por venir.

Retazos de planes oscuros y sucios en la mente seductora, depravada y desviada. Toques aquí y allá. Suavidad y ternura frente a dominación y dolor. Hormigueos entre los muslos al mencionar las escapadas y los besos robados compartidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.