BDSM: La dominación femenina

Dominación femenina

La dominación femenina generalmente provoca una respuesta firme en un extremo de la escala o en el otro. O les encanta o no quieren ni acercarse a él. Si bien la sumisión femenina ha sido acogida calurosamente por las masas, con imágenes sexualizadas de mujeres dominadoras que ahora prevalecen incluso en los principales medios, en música y películas, La dominación femenina todavía se ve como un nicho algo extremo.
¿Por qué es esto? ¿Tene algo que ver con las actitudes sociales históricas y actuales hacia hombres y mujeres? Probablmente, la actitud reticente general hacia la dominación femenina se debe, al menos en parte, a los roles de género tradicionalmente aceptados. Puede que también ala forma en que los géneros han sido vistos por la sociedad. 

Y sí, para estos propósitos hablamos de hombres y mujeres. Porque  solo en los últimos tiempos  hemos llegado a comprender que no solo hay dos géneros. Cuando el mundo simplemente veía hombres y mujeres, esos dos géneros eran vistos y tratados de manera muy diferente.

Hasta la revolución de los años 60, las mujeres habían sido referidas abiertamente como «el sexo más justo».  Y al decir esto, la gente no felicitaba la sensatez o la capacidad de las mujeres para mantenerse tranquilas, racionales y equilibradas. Al contrario. Ciertamente, lo que en la superficie parecía ser un cumplido, pero cuando se mira el contexto común, es bastante claro que las implicaciones  son que las mujeres son más débiles, más sensibles y vulnerables. menos capaces

Los hombres, por otro lado, eran vistos como fuertes y seguros. Líderes en cualquier industria en la que se encontraran. El empleo remunerado se consideraba como el dominio exclusivo de los hombres. Con las opciones de las mujeres limitadas a casarse bien, crear luego cuidar a los hijos y administrar el hogar.

Resulta bastante problabe que el origen a los temores ala dominaci´no femenina en terrenos sexuales esté ligado a este proceso histórico y social. Sin embargo, muchas cosas han cambiado. Afortunadamente, el mundo del sexo, especialmente el del BDSM, tiene un sitio para que el rol de la mujer juegue un papel mucho más importante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.