El incierto mundo de la seducción

Seducción

Que la seducción puede ser un placer es algo que todos conocemos. Que es una situación que puede plantearse realmente incierta, también. Lo mejor y lo peor de este complicado arte es posible que sea la misma cosa. Cuanta más información tenemos, menos sabemos sobre ella. Esto sucede porque, como arte que es, no presenta unas leyes lógicas estables. Varía constantemente. Quizás por eso nos resulte tan atractiva.

Basta que echemos un vistazo a tiempos pasados para comprobar la capacidad de cambio que lleva implícito el concepto de seducción. Basta con mirar el modelo de persona seductora que teníamos hace diez años y compararlo con el actual para comprobar todas sus variaciones. Por supuesto, si echamos más atrás en el tiempo, los cambios que encontraremos serán aún más siginificativos.

El prototipo de mujer ideal, desde el punto de vista de la seducción, ha cambiado mucho en los últimos tiempos. Pero esto no es patrimonio de ningúbn sexo. En el caso de los hombres, ha sucedido exactamente lo mismo. Es obvio que cada mujer busca en un hombre cualidades diferentes. De la misma manera sucede con los hombres. De hecho, es posible que ya ni siquiera tengamos prototipos estandar.
Bien es cierto que algunos elementos permanecen inalterables a lo largo del tiempo. La intenligencia es probable que sea uno de los más invariantes. Hombres y mujeres cada vez dan más importancia a este aspeto en lo relacionado con la seducción.
Pero no es el único aspecto que se valoraba en el pasado, se valora en el presente y, probablemente, se valorará en el futuro. Otras cuestiones como la elegancia también se presentan como bastante estables a la hora de valorar la capacidad de seducción que alguien posee.

De lo que no caba casi ninguna duda es de que el juego de la seducción es cosa de dos. Una parte, sin la colaboración necesaria de la otra no podría nunca alcanzar el éxito. De ninguna manera. La iniciativa, en la actualidad, puede ser tomada por una u otra parte. En esto sí hemos evolucionado con el paso del tiempo. Afortunadamente, así ha sido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.