El mundo de las copas menstruales

Copas menstruales
Las copas menstruales tienden a tener dos reacciones contrastantes en la mayoría de las mujeres. Como en casi todo, las que están a favor, las defienden vehementemente y las que están en contra no habñan nada bien de ellas. Lo cierto que es que muchas de las que no habñan bien de ellas no las han probado nunca. Los prejucios en el caso de las coaps menestruales están a la orden del día.

Las copas menstruales son un invento bastante ingenioso. Tienen forma, como era de esperar, de copa. Al doblarlo e insertarlo en la vagina, la copa menstrual se abre para encajar y sellar sobre la abertura del cuello uterino. Luego, durante el período, la sangre se recoge dentro de la copa menstrual. Esta sangre se vierte y luego se tira por el baño. Hay un pequeño  nudo en la parte inferior de las copas menstruales para ubicarlo y quitarlo sin problemas.

Cada mujer en el Europa utiliza 11.000 productos menstruales desechables durante su vida. Más de 200.000 toneladas de desechos son causadas por esto. Hablamos de tampones, compresas y protectores utilizados, que terminan en vertederos.

Bueno, no todo termina en vertedero. En 2010, una limpieza de playas en España encontró un promedio de 23 compresas y 9 aplicadores de tampones por kilómetro de costa española.Las copas menstruales, obviamente, contribuyen a generar menos deshechos. De hecho, como las copas menstruales están hechas de silicona, se debe verificar si son reciclables una vez que hayan dejado de usarse. Con el cuidado adecuado, una buena copa menstrual debería durar años, pero una vez que llegue a ese punto, se ha de consultar con el centro de reciclaje local sobre el reciclaje de artículos de silicona.

Por supuesto, las copas mestruales están hechas con un material seguro para el cuerpo. La mayoría de las copas menstruales están hechas de silicona, un material flexible y seguro para el cuerpo. Por otro lado, hay  preocupaciones sobre toallas sanitarias y tampones.Las toallas, y los tampones en particular, ya que se usan internamente, pueden presentar varios riesgos desde un punto de vista químico. Estos productos desechables pueden contener restos de látex o tintes, que pueden crear dioxina. Un material nada recomendable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.