El semen: un mundo desconocido

Semen

El semen es el líquido de la vida. Sin ninguna duda. En el se encuentran los espermatozoides que, si son capaces de alcanzar su destino, llegarán a fecundar los óvulos que aguardan para cumplir su función de perpetuación de la vida. Sin duda que es así. El semen también era el líquido más temido cuando, en ausencia de métodos anticonceptivos eficaces, se mantenían relaciones sexuales sin querer tener descendencia.

Sin embargo, el semen es mucho más que eso. Por supuesto que su principal utilidad está en la procreación. Sin ninguna duda. Sin embargo parece que no son las únicas posibilidades que el semen pone al alcance de los mortales. En cualquier caso, no debemos olvidar precisamente eso. Nuestra condición de mortales. El semen es un vehículo tremendamente eficaz para la transmisión de diferentes enfermedades, por lo que debemos observar todas las precauciones posibles.

El semen cuenta con propiedades antioxidantes. Las utilidades que pueden dársele pues pueden ser la reducción de las arrugas o el alivio de acné. Hemos de tener en cuenta que la eficacia puede ser diferente según la manera de administrar el semen para actuar contra estos males. La forma clásica, sin duda, pasa por la inserción del mismo por vía vaginal. La ingesta, por supuesto, también puede realizarse por vía oral. Y, por último, la aplicación directa en la parte afectada es otra de las opciones.

La acción antidepresiva del semen también ha sido ampliamente documentada de forma científica. Los efectos de felicidad y relajación que produce el orgasmo no solo se deben a la acción sexual en sí. La combinación de otros factores también es importante. La oxitocina, serotinina, cortisol, prolactina o melatonina son algunas de las sustancias que entran en juego. El semen, desde luego, es un elemento importante.

La biología ha hecho que el semen esté lleno de una serie de nutrientes que acabarán teniendo una justificación biológica. Desde la vitaminas C y B12 hasta  calcio, magnesio, fósforo y zinc, pasando por las proteínas o el sodio. El aporte que puede realizar, desde un punto de vista nutritivo, es tremendamente amplio. Además, parece que no engorda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.