La higiene a la hora de practicar sexo

Higiene sexual

La higiene a la hora de practicar sexo es algo que resulta absolutamente fundamental. En realidad, como todos sabemos, es algo que es imprescindible en cualquier ámbito de la vida. Pero, en determinado tipo de actividades puede llegar a suponer un problema de salud real. Desde luego, la práctica del sexo es una de ellas. Así que vamos a dedicar nuestra entrada de hoy a hablar sobre la higiene a la hora de practicar sexo.

En primer lugar, parece lógico pensar que si a la hora de practicar relaciones sexuales no guardamos el nivel de higiene adecuados podemos llegar a levantar sentimientos encontrados en la otra persona. Por más que cunda el deseo y que exista un nivel de atracción importante, la falta de higiene puede arruinarlo todo. Sentir rechazo a nivel sexual por alguien que no guarda las medidas mínimas de higiene es algo que nos sucede a la mayoría de personas.

Pero no se trata solo de una cuestión de deseo. También hemos de tener en cuenta que una falta de higiene a la hora de tener sexo con otra persona puede llevarnos a contraer y/o contagiar determinadas infecciones. Una correcta higiene es la mejor manera de evitar este riesgo innecesario.

Además de la ducha diaria y después de realizar actividades que conleven un esfuerzo físico, es preciso observar unas normas de higiene íntima. Así, el hombre ha de cuidar mucho la limpieza de los genitales. Para ello es necesario que guarde especial cuidado con la limpieza del prepucio en el caso de no estar circuncidado. La acumulación de secreciones en los pliegues es ese pequeño trozo de piel suelen llegar a provocar infecciones. Además del mal olor que despiden.

En el caso de las mujeres es necesario que la limpieza después de cada deposición sea rigurosa. SIempre ha de realizarse desde la vagina hacia el ano y no al revés. Si bien la limpieza de la vagina ha de ser frecuente, no es conveniente el uso de jabones y desodorantes vaginales. Este uso podría degenerar en la destrucción progresiva de la flora vagina. En cuyo caso, aumentaría el riesgo de infección.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.