Problemas sexuales tras el parto

Sexo tras el parto

Los problemas sexuales tras el parto suelen aparecer con frecuencia. Tras la llegada del bebé a una pareja, es normal que aparezcan diferentes tipos de problemas, especialmente cuando se enfrentan, de nuevo, a retomar el aspecto sexual. La falta de deseo sexual, especialmente por parte de la madre, es una de las circunstancias que se dan de forma más habitual. Aunque, en ocasiones, pueden alcanzar al padre. La falta de descanso suele estar en el origen de este tipo de problemas.

SIn embargo, no la falta de descanso es el único origen posible ante un problema de este tipo  ni la ausencia de deseo la única consecuencia. La llegada de un nuevo ser vivo a nuestra familia es un hecho tan profundamente revolucionario, en el sentido de cambio, que es inevitable que aparezcan problemas en todos los ámbitos. Especialmente en el sexual.

La lactancia materna es otra de las circunstancias nuevas que pueden generar problemas sexuales en la pareja. Se trata de una circunstancia que puede ocasionar dificultades para conseguir una óptima situación de deseo sexual. Pero no solo eso. Estamos ante un cambio tan significativo que también podeíra afectar al placer y al nivel de excitación.

Existe una dolencia asociada a la lactancia materna conocida como atrofia de la lactancia. El embarazo propicia un aumento significativo en la fabricación de estrógenos y progesterona. Estas hormonas propician un cambio significativo a nivel genital en la mujer embarazada. Tras el parto, la lactancia provoca nuevos cambios a nivel hormonal. Esta sucesión de aspectos cambiantes a nivel fisiológico termina dificulatando las relaciones sexuales.

Como consecuencia de estos cambios hormonales se produce un adelgazamiento de las paredes vaginales. Esta circunstancia unida a la sequdad vaginal de la que suele ir acompañada termina haciendo aumentar la fragilidad de las paredes que conforman la vagina. La irritación, el escozor y las molestias generales en la vagina suelen aparecer, especialmente durante la penetración.

Sin duda, el embarazo supone cambios importantes en la mujer. No debemos olvidar que, después de parto, volver a una situación en la que sea capaz de sentirse cómoda con su propio cuerpo es algo que debe suceder, pero es necesario que transcurra algún tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.