Sexo y sexualidad

¿Sexo y Sexualidad son la misma cosa? ¿Todo el mundo tiene sexualidad? ¿Cuándo se comienza a mantener relaciones sexuales? ¿Puedo vivir mi sexualidad libre de prejuicios, miedos y falsas creencias? ¿Quién nunca se hizo estas preguntas o al menos ha escuchado alguna de ellas en su círculo de amigos. Vamos juntos a conocer un poco más sobre este tema que está en nuestra cabeza, conversaciones, deseos y sentimientos.

Continuar leyendo «Sexo y sexualidad»

Hábitos que mejoran la salud sexual

Los hábitos determinan la calidad de nuestr nivel de vida. Por supuesto, esto también sucede en todo lo relacionado con el sexo. ¿Que no tienes la misma energía para vivir el amor de forma intensa? Probablemente tenga que ver con tus hábitos. Hemos reunido algunos consejos para ayudarle a recuperar el vigor y el apetito sexual.

Uno de los mejores hábitos que podemos tener para que nuestra vida sexual sea plena y satisfactoria es hacer ejercicio. Practicar ejercicio físico de forma regular puede contribuir a mejorar el flujo sanguíneo en el clítoris y aumentar la función sexual femenina. Los hombres también benefician mucho de una actividad física intensa, pues una buena forma física puede mejorar significativamente su desempeño.

El tabaquismo es uno de los peores hábitos que se pueden tener para la vida en general y para el sexo en particular.  Dejar de fumar siempre es una buena idea. El tabaco afecta los flujos sanguíneos del pene, por lo que puede originar disfunción eréctil. Dejar de fumar también reduce el envejecimiento prematuro de las arterias del pene.

Adoptar una alimentación sana es otro de los hábitos fundamentales para que nuestra salud sea óptima. Los estudios demuestran que los hombres que basan la dieta en el alto consumo de grasas saturadas presentan hasta un 38% de disminución de la concentración de espermatozoides en la eyaculación y un 41% menos de líquido espermático.

Una buena salud sexual depende de múltiples factores y entre los más importantes está el uso de contraceptivos que ayudan a prevenir enfermedades de transmisión sexual y embarazos no deseados.

Si crees en los beneficios de la meditación y de otras técnicas de relajación, como el yoga, has de saber que estas prácticas también tienen beneficios para la salud sexual. El estrés, que puede provocar el aumento de la presión sanguínea y del ritmo cardíaco, afecta con frecuencia el deseo y el desempeño sexual.

Estos son algunos de los hábitos saludables que redundan en una mejor salud general y, por supuesto, sexual. Sin embargo, son solo algunas de las cosas que podemos llevar a cabo. A nuestro alcance tenemos un amplio abanico de acciones que pueden ayudarnos.

Los problemas masculinos con el sexo

Los problemas masculions con el sexo estaán bastante localizados. Al menos, los más frecuentes. Hoy en día, los estilos de vida más estresantes desencadenan con frecuencia enfermedades del físico y psicológico.

No raras veces, estas están también en la base de problemas sexuales. ¡La buena noticia y que todos tienen solución! Aprende un poco más sobre ello.

La higiene íntima masculina

La higiene íntima masculina es un asunto muy importante a la hora de mantener relaciones sexuales exitosas. De la misma manera que en entradas anteriores dedicamos este espacio, consideramos necesario hacerlo de la masculina. En muchas ocasiones el desconocimiento sobre la forma de proceder a la limpieza del aparato genital masculino hace que no se lleve acabo de la forma más adecuada.

Continuar leyendo «La higiene íntima masculina»

La higiene íntima femenina

De la higiene íntima se habla poco. Sin embargo, se trata de una de las cuestiones que resultan fundamentales para que las prácticas sexuales sean un éxito o, por el contrario, se conviertan en un rotundo fracaso. Lógicamente tanto ellos como ellas se han de ocupar de su higiene íntima. Hoy dedicaremos nuestra entrada a hablar de la higiene íntima femenina.

Continuar leyendo «La higiene íntima femenina»

Alimentación, salud y sexualidad

La alimentación puede, como sabemos, mejorar nuestra salud. Sin nunguna duda. Por ende, una buena salud es capaz de hacer mejor nuestra sexualidad. Los hábitos saludables, como llevar una alimentación adecuada, son indisoensables para tener una buena salud. De esta manera, la alimentación influye en la calidad de nuestra vida sexual. La práctica habitual de ejercicio con intensidad moderada es otro de los buenos hábitos que nos ayudan a que nuestra salud y nuestra sexualidad funcionen perfectamente.

Continuar leyendo «Alimentación, salud y sexualidad»

La obesidad y la sexualidad en los varones

La obesidad y la sexualidad en los varones pueden no llevarse muy bien. De hecho, el sobrepeso es algo que suele influir tanto en la vivencia sexual como en la respuesta erótica. Esto sucede por deiferentes motivos. En realidad, supone un probelma a dos niveles diferentes. En primer lugar si tenemos en cuenta tanto la salud como la estética. No hay que olvidar que los fatores de riesgo cardiovascular que presentan los varones obesos son importantes. Además, por otro lado, un buen número de hombres obesos tratan de evitar mantener relaciones sexuales para evitar enfrentarse a su físico.

Continuar leyendo «La obesidad y la sexualidad en los varones»