Viagra para la disfunción eréctil

Viagra, o Sildenafil como también se le conoce, es un medicamento que trata la disfunción eréctil. Comercializado por primera vez por Pfizer en la década de 1990, ahora se usa ampliamente para tratar la disfunción eréctil en hombres que no pueden sostener una erección para completar satisfactoriamente las relaciones sexuales. Viagra ha permitido que muchos hombres de mediana edad regresen a una vida sexual normal, y si bien puede pensar que este es un producto de venta libre, en realidad es un medicamento recetado. Ha dado a muchos hombres una nueva oportunidad de vida, lo que lleva a un aumento de la confianza en sí mismo y el bienestar general.

ETS: amenaza a todas las edades

Disfunción sexual femenina

Continuar leyendo «Disfunción sexual femenina»

Cuello uterino sensible

Si nunca ha oído hablar de un cuello uterino sensible, simplemente has de saber que se trata de una lesión sexual que no es demasiado común. Y mucho mejor que así sea. No cabe duda.  Un cuello uterino sensible es un cuello uterino que se ha vuelto excesivamente sensible. El motivo que lo causa suele ser las relaciones sexuales vigorosas.

Continuar leyendo «Cuello uterino sensible»

La vagina y la menopausia

Durante la menopausia, el cuerpo de una mujer  cambia. Las principales quejas de las mujeres: son la sequedad vaginal y otros síntomas en la vagina. Las mujeres están de acuerdo en que esta condición tiene un gran impacto negativo en sus vidas y en su autoestima. Se ve claramente en el uso de palabras y frases como «viejo» y «menos sexual» al describir cómo se sienten. La menopausia, sin dda, es un periodo de cambios clave en la vida de una mujer.

¿La autocritica aurrina tu vida sexual?

Continuar leyendo «¿La autocritica aurrina tu vida sexual?»

Las calorías y la vida sexual

Que existe una relación entre las calorías que incluye nuestra dieta y la calidad de neustra vida sexual es algo casi evidente. Todos lo sabemos. Al menos, lo intuímos. Sin embargo, no teníamos una constatación científica que avalase este etremos. Ya sabéis, cuando las cosas se saben porque sí, no porque lo demuestre la ciencia, lógicamente, el valor que tiene es escaso. Sin embargo, parece que ahora ya sí tenemos datos científicos que sostienen este tipo de relación.