Prácticas sexuales extrañas de la A a la Z. Parte 1

La pasión por algunas prácticas sexuales que a nosotros nos resultan extrañas está a la orden del día. Un buen número de personas presentan atracción sexual por algunas prácticas que no están muy extendidas, que no son demasiado conocidas y que, por lo tanto, pudieran producir determinado rechazo por algunas personas. Sin embargo, es inherente a la naturaleza sexual del ser humano que la investigación en nuestra propia sexualidad sea un hecho. Vamos a comenzar con la primera letra del alfabeto para hacer un pequeño viaje por algunas prácticas sexuales extrañas para la mayoría de nosotros.

Continuar leyendo “Prácticas sexuales extrañas de la A a la Z. Parte 1”

La clismafilia

La clismafilia es una de las prácticas sexuales más extrañas que conocemos. Está claro que el ser humano es capaz de casi todo por disfrutar de su sexualidad. Y no cabe ninguna duda de que eso es algo bueno. La diversidad que podemos encontrar en el ser humano a la hora de mantener relaciones sexuales es realmente sorprendente. Existen todo tipo de variedades respecto a las conductas y hábitos que se puede mantener durante un encuentro sexual. Y no debemos dudar que la clismafilia es un claro ejemplo de todo esto.

Continuar leyendo “La clismafilia”

La escatología y el sexo

La escatología y el sexo son conceptos que, en ocasiones, pueden estar relacionados. Y resulta, además, tremendamente placenteros. Solemos hablar de sexo sucio para referirnos a la lujuria. Pero también podemos hacerlo para referirnos a la suciedad escatológica que puede recibir en determinadas prácticas sexuales. El placer que puede ofrecernos ocasiones la escatología es algo que normalmente no se vincula a las relaciones sexuales. Sin embargo esta relación es tan posible como real y placentera. No lo dudes.

Continuar leyendo “La escatología y el sexo”

El frotismo

El frotismo es una parafilia que consiste en la consecución de excitación a nivel erótico a través del rozamiento de los genitales y otra parte del cuerpo con otra persona. Existen variaciones sobre esta misma parafilia. En algunas se cuenta con el consentimiento de la otra persona. En otras, no. Como en todas las parafilias, le excitación sexual se consuigue a través de una acción determinada. En este caso se trata del roce. Ya se sabe: el roce hace el cariño. El refranero popular siempre tiene una perlita preparada para cualqueir circunstancia que nos toque vivir.

Continuar leyendo “El frotismo”

La macrofilia, fascinación por un gigante

La macrofilia es una parafilia sexual basada en la fascinación sexual por interactuar con un gigante. Generalmente, este tipo de parafilia está asociada a mujeres gigantes. Sin embargo, y a pesar de ello, también existe su equivalente asociado con gigantes varones. En ambos casos, utilizamos el término macrofilia para referirnos a ella. No hacemos distinción por el género. El término anglosajón para referirse a esta parafilia es “giantess”.

Continuar leyendo “La macrofilia, fascinación por un gigante”

Juego sexual de rol

¿Has practicado alguna vez un juego sexual de rol? Puede que sí lo hayas hecho aunque no lo sepas. Sin duda, es algo más frecuente de lo que crees. Se trata de una práctica sexual donde ambas partes consensúan la interpretación de un determinado papel. De esta manera, las parejas que realizan un juego sexual de rol evocan sus fantasías o establcen una relación en la que se establece un intercambio de poder. Este último caso se suele dar en algunos tipos de relaciones sexuales dentro del BDSM.

Continuar leyendo “Juego sexual de rol”

La pornografía y nuestra vida sexual

Que la pornografía es algo totalmente extendido y generalizado en nuestra sociedad es un hecho. En realidad, siempre fue así. Pero la aparición de Internet ha terminado por hacerlo aún más visible. Debemos tener muy claro que la pornografía no es la realidad. Se trata de una visión distorsionada del sexo para procurar placer al observador. Si sabemos entender esto, el porno puede convertirse en un aliaod muy eficaz para nosotros.

Continuar leyendo “La pornografía y nuestra vida sexual”