Slow Sex . Qué es y sus ventajas

El frenético ritmo al que nos vemos sometidos en nuestra vida diaria, hace que nuestros encuentros sexuales cada vez se espacien más en el tiempo. Además, cuando tenemos alguno, lo solemos hacer de forma rápida y precipitada, por lo que alguno de los miembros de la pareja ve sus sensaciones de placer limitadas. Debemos ser conscientes de esto y tratar de dedicarle más tiempo a nuestros momentos íntimos. Por eso, muchas parejas ya se han apuntado a la práctica del Slow Sex.

El Slow Sex (literalmente sexo lento) consiste en encuentros sexuales en los que debemos invertir entre 20 y 30 minutos. En este tiempo debemos incluir los preliminares, el juego erótico y el coito. Al disponer de más tiempo para conocernos y disfrutar de estos encuentros, más allá de la simple penetración, los diferentes ritmos de excitación que tienen hombres y mujeres no provocan ninguna frustración y conseguimos una mayor complicidad con nuestra pareja y la relación se ve reforzada.

slow-sexCuando comenzamos con la práctica del Slow Sex, nuestra rutina sexual también se ve reducida de una forma significativa. La confianza en temas sexuales aumenta y nos animamos a practicar nuevos juegos eróticos, nuevas posturas.

Continuar leyendo «Slow Sex . Qué es y sus ventajas»

9 errores de las mujeres con el sexo

Podemos sentirnos muy atraídos por una persona, pero la compatibilidad sexual que tengamos con ella va a depender de más factores. Es importante encontrar una persona que nos haga disfrutar en la cama y, a la vez, que seamos capaces de hacerla disfrutar también. Al igual que las mujeres, los hombres tienen sus preferencias y hay cosas que no les gustan. Te contamos los 9 errores más frecuentes que cometen las mujeres con el sexo.

9-errores-de-las-mujeres-con-el-sexo1 – Esperar que él lo haga todo. El sexo es una experiencia de dos y todas las cosas que te gusta que él te haga (caricias, besos, sexo oral, masturbación…) también le gusta recibirlas. Es un gran error pensar que todo lo tiene que hacer él. Al final el sexo se volverá aburrido.

Continuar leyendo «9 errores de las mujeres con el sexo»

9 errores de los hombres con el sexo

Para que una relación sexual sea totalmente satisfactoria tienen que concurrir varias circunstancias a la vez. Aun así, muchas veces no sabemos por qué el sexo con alguien no llega a ser todo lo bueno que nos gustaría. Sin embargo, si podemos ir conociendo, gracias sobre todo a la experiencia, lo que no les gusta o les molesta a las mujeres en la cama. Hoy te contamos 9 errores que comenten los hombres en la cama.

9-errores-de-los-hombres-con-el-sexo1 – Saltarse los preliminares. Querer ir directamente a la penetración es uno de los peores errores que cometemos los hombres. La respuesta sexual de las mujeres es diferente a la de los hombres, ya que, ellas tardan mucho más en excitarse, por eso son muy importantes los preliminares. De este modo, ellas consiguen una mejor lubricación y se encuentran mucho más dispuestas para el sexo.

Continuar leyendo «9 errores de los hombres con el sexo»

La penetración: ¿qué sentimos cuando estamos dentro de ellas?

Por supuesto todos tenemos una idea de lo que es una penetración y de lo que se puede sentir: es dulce, es excitante, caliente, húmedo… Pero, ¿qué sentimos realmente cuando estamos bajo ellas o sobre ellas, cuando vemos sus párpado entornados, y las observamos saboreando su voluptuosidad?

Ante la pregunta “¿Qué siente Vd. cuando penetra a una mujer?”, las reacciones son muy variopintas. Pasada la primera impresión, algunos declinaron la invitación a contestar, aunque en la cara se percibía que la pregunta les había entrado en el fondo de su cabeza y se marchaban analizando para sí la posible respuesta.

la-penetracion-¿que-sentimos-cuando-estamos-dentro-de-ellas?Algunos otros se mostraban excitados de inmediato. Algunos se lo tomaron con humor, otros le daban un rollo metafísico, otros más perverso… De modo que hubo que centrar un poco el asunto. ¿Cuáles son las primeras palabras que vienen a la mente cuando pensamos en la penetración? Podríamos esperar respuestas del tipo «calor”, “suavidad”, “humedad»… Pero surgieron otras como «seda», » terciopelo». De hecho, todos coinciden en que la textura es fundamental, y, desde luego, diferente con cada mujer.

«Hay vaginas agresivas. Otras infantiles… asustan. Quizás las vaginas marcan la personalidad de la mujer y su principal característica como tímida, elegante, animal, brutal, desagradable. En algunas parece que flotas y no sientes nada. No vibran…»(Emmanuel, 52 años)

» Conocí a una chica con una vagina granulosa y esto me molestaba. Tenía la impresión de estar en un guante con arena » (pascual, 36 años)

» Están también los perfumes. Los olores. El resto del cuerpo. Lo que ella hace por nosotros. Es difícil de aislar la sensación de penetración de todo lo que lo rodea. Es global. » (Julien, de edad de 34 años)

» Es fluido, envolvente. » (Bernard, de edad de 28 años)

» Es absorbente, vibrante, acogedor. » (Pascual)

» Con o sin preservativo, cambia todo. Sin, percibimos mucho mejor» (Julien)

«La presión, el calor, la forma en que juega con nuestro muñeco. Esto es lo que hace la diferencia. Acariciando o no, deslizando o no. Más o menos húmeda: demasiado, no es cómodo. No se siente nada «(Pascal).

Como veis son muchas las descripciones y cada una, con una forma muy personal de detallarnos lo que se siente cuando llegamos al momento de la penetración.

Hacer juguetes sexuales de cosas habituales

La creatividad es una de las cosas que más placer nos puede dar mientras mantenemos una relación sexual, sobre todo si es improvisada. En nuestra casa podemos encontrar un montón de objetos habituales a los que les podemos dar un uso más erótico y convertirlos en juguetes sexuales. Aunque el límite es tu imaginación, nosotros te vamos a dar algunas ideas que pueden ayudarte.

Si desde hace tiempo te ronda por la cabeza practicar bondage con tu pareja, pero te da corte ir a comprar unas cuerdas específicas para su práctica o unas esposas, puedes utilizar un cinturón grueso y atar con él, a la cama o a una silla, a tu pareja.

Otra de las cosas que más placer nos puede proporcionar mientras estamos practicando sexo, es la incertidumbre del siguiente paso que va a dar nuestra pareja. Para conseguirlo es normal el uso de antifaces eróticos que nos impiden ver lo que nos va a hacer nuestra pareja. Si no dispones de uno de estos antifaces, puedes utilizar un pañuelo, una bufanda o una corbata y de este modo darle un toque morboso y divertido al sexo.

juguetes-sexuales-de-cosas-habituales Continuar leyendo «Hacer juguetes sexuales de cosas habituales»