Las prostitutas y los besos

Las prostitutas y los besos

¿Cual es la relación que existe entre las prostitutas y los besos? No cabe la menor duda de que los besos son una de las cosas más deliciosas que puede encontrares en lo que el sexo se refiere. Bien es cierto que hay gente que no le da demasiada importancia a este acto o que, incluso, llegan a considerarlo un simple trámite para llegar más allá. Este planteamiento, sin duda, es equivocado, ya que hace perder por el camino una buena colección de sensaciones positivas que no se pueden llegar a sentir de ningún otro modo. Quizás por eso se suele decir que la relación entre las prostitutas y los besos es realmente complicada.

Las prostitutas y los besos
Las prostitutas y los besos

Los besos que da una persona nos suelen aportar, además de sensaciones eróticas a raudales, una buena cantidad de información sobre la química que puede llegar a existir y la conexión que pudiéramos llegara tener. Aunque solo fuera por esta información, ya no deberíamos, en ningún caso, tomarnos esto como algo baladí. De hecho, si besas a alguien y no existe la reacción química que aveces s produce, ya sabremos que la cosa no va a dar para mucho. Quizás esté ahí la causa de la tortuosa relación que tienen las prostitutas y los besos.

Se suele decir que las prostitutas no suelen besar a sus clientes. Lo primero que debemos decir al respecto es que puede que esto sea una costumbre de una parte de la profesión pero en absoluto podemos generalizar afirmando que las prostitutas y los besos son incompatibles porque no es así. De hecho, si revisamos la página líder en anuncios de contactos, podemos encontrar un buen número de chicas que ofrecen los besos apasionados entre sus servicios. Pero lo que si es cierto es que algunas guardan este tipo de acción con bastante recelo.

Y en los casos en los que esto sucede, ¿por qué es así? Pues, lógicamente, habrá tantas respuestas como prostitutas que no besen a sus clientes. Puede que en algunos casos guarden sus besos para relaciones sexuales en las que sí haya amor por el medio. Puede que en otros casos no se quieran arriesgar a que surja esa química de la que hablábamos antes con los clientes o, simplemente, puede que se reserven, simplemente, por un asunto de higiene.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.