Reflexiones al respecto del sexo anal

Sexo anal

El sexo anal sigue siendo un tabú para muchas personas. Y eso puede resultar bastante comprensible. Se trata de tu trasero o del suyo. Por ahí salen cosas bastante desagradables. Está muy apretado. ¿Y quieres empujar hacia allá arriba? Seguramente es una salida, no una entrada. ¿Cómo puede sentirse bien? En fin, sexo anal para principiantes.En realidad, el párrafo  inicial  no es la introducción más atractiva para un artículo de asesoramiento sexual. El caso es que muchas personas en todo el mundo tienen sexo anal. Usan juguetes sexuales anales y  no solo porque sean estrellas del porno. Sí, otras personas que no son estrellas porno también disfrutan del sexo anal. También los hombres que no son estrellas porno gay disfrutan del sexo anal. La gente normal también puede disfrutar de una intensa sesión de sexo anal.

El sexo anal ha sido referido muchas veces en la cultura popular como una especie de Santo Grial para el sexo.  Lamentablemente, las actitudes hacia las mujeres a las que les gusta el sexo anal  han influenciado las opiniones de muchas mujeres sobre esta práctica sexual. Sin duda, eiste el miedo de probar en caso de que duela. También exsite el miedo de ofrecerse para esta práctica por no ser consideradas como demasiado fresca.

Tomemos un momento para aclarar. No tienes por qué que gustarte el sexo anal. Está bien si no lo haces. Si ni siquiera quieres considerar intentarlo, también está bien. No estamos aquí para juzgar u obligar a nadie a hacer algo que no quiere hacer. Siempre y cuando seas un adulto feliz, libre y sexualmente liberado que conozcas tu propia mente y sea capaz de tomar decisiones responsables y educadas sobre su vida sexual, todo está bien.

Finalmente, de eso se trata. De poder elegir aquello que nos llama la atención. Se trata de tener libertad para poder ser responsables con nuestras decisiones. independientemente de los motivos que nos muevan para tomarlas. Solo desde la responsabilidad de un adulto tiene sentido nuestra elección en cualquier ámbito de la práctica sexual. Por supuesto, en el caso del sexo anal, nada es diferente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.