Los pezones de los hombres

Pezones masculinos

Los pezones de los hombres son un apéndice del que no sabemos, generalmente, cuñal es su función. Es en la pubertad cuando las mujeres desarrollan sus pechos. Las hormonas secretadas producen el desarrollo de las glándulas mamarias. Y los pezones, de una forma silenciosa, se convierten en testigos excepcionales de esta actuación de la naturaleza. Todos tenemos claro que, en la mujer, estos cuentan con una importantísima función. Serán el lugar por donde se alimenten las crías de esta hermosa criatura. Per, ¿en el caso de los hombres qué sentido tienen?

Los pezones, en hombres y mujeres, se forman en las primeras etapas embrionarias. Los pechos se desarrollan en las mujeres durante la pubertad. En los hombres, en cambio, no sucede esto. De hecho, puede que la naturaleza no haya tenido en cuenta que de haber dotado de esta misma posibilidad de lactancia a los varones, muchas cosas serían más sencillas. No hemos de olvidar que algunas especies de mamíferos si vienen equipados de serie con la posibilidad de lactancia paterna.

Sin embargo, la teoría más común para justificar que esto no sea así en la especie humana tiene que ver con la aparición de interese evolutivos divergentes en hombres y mujeres. No hemos de olvidar que el instinto evolutivo tiende a actuar mazimizando el número de descendientes de un individuo. El mayor costede la reproducción en el caso de los humanos lo asume la mujer, por lo que la inversión en cada descendiente es mayor que en otras especies. En el caso de los hombres, sin embargo, su mayor inversión está en aparearse con cuantas más mujeres mejor.

La evolución pues, no actúa eliminando todo rasgo genético inútil. Como los pezones en los hombres. Al contrario, se ocupa de eliminar aquellos que suponen un coste. En este caso, pues, como no molestan, ni siquiera le ha prestado atención. Se trata de un rasgo que no presenta problema alguno y que, por lo tanto no supone una amenaza para la supervivencia de la especie. Así, pues, resulta que antes de desarrollar la sexualidad durante la pubertad, no suponen un problema. Y después, tampoco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.