Ser bueno en la cama: ¿qué es eso?

Ser bueno en la cama
Se habla mucho de aquello de ser bueno en la cama. Pero, ¿qué es eso? Bueno, parece que es una expresión que se utiliza para denominar a aquellas personas que cuentan cun una capacidad especial para deleitar a sus parejas sexuales en la cama. O en cualquier otro medio, por supuesto. Pero, en realidad, ¿esto existe? De existir, ¿lo de ser bueno en la cama es algo que se puede llegar a entrenar o se trata de una cuestión innata?

Nuestra sociedad da una gran importancia al sexo. No hay más que poner la televisión o conectarse a Internet desde cualqueir dispositivo para comprobarlo. Quizás sea por eso que muchas personas persiguen con ahínco ser buenos en la cama. Como si el sexo se hubiese convertido en un producto más de marketing con el que aparentar lo que no se es. Como si fuese un buen mérito personal que añadir al currículum. O a las redes sociales.

En realidad, si nos ponemos a analizar un poco la cuestión, es sencillo entender que la idea de ser bueno en la cama es algo tramposa. Realmente, son muchos los factores que influyen a la hora de disfrutar en la cama. No todos, ni mucho menos, tienen que ver con la habilidad de uno de los participantes.

Si una persona tiene la suerte de disfrutar mucho en una sesión de sexo, probablemente, su pareja secual tenga alguna parte de culpa. Pero no la única. Probablemente él o ella también cuenten con alguna habilidad. Probablemnte, también el ambiente, el entorno y la situación habrán ayudado a que así sea.

Por otro lado, decir que una persona es buena en la cama es atribuirle una característica demasiado genérica. ¿A qué nos estamos refiriendo? ?A su capacidad para penetrar o para ser penetrado? ¿Tal vez a su habilidad para el sexo oral? ¿Para las caricias previas? ¿Para alcanzar y hacer alcanzar un óptimo nivel de excitación? Sin duda, hablamos de un número de cirscunstancias inabarcables.

Como siempre decimos, lo único importante es que el tiempo que le dedicamos al sexo nos sea placentero. Tanto a nosotros como a las personas que comparten con nosotros esos momentos. Lo demás, solo es literatura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.