El método Kivin

El método Kivin

El método Kivin es una estupenda noticia para todas las vaginas del mundo. Se trata, sin dudarlo, de una de las prácticas más interesantes a las que una mujer pueda aspirar. El método Kivin es una forma de practicar el sexo oral que es capaz de hacer alcanzar el orgasmo a través de la estimulación del clítoris. Lo más curioso de todo esto es que el uso de este método garantiza le orgasmo en un tiempo entre los 3 y 5 minutos. Es como si, de pronto, una mujer pudiese convertir a su pareja en uns Satysfaier.

Se ha de tener en cuenta que, a estas alturas de la película, un buen número de mujeres no alcanza el orgasmo en sus relaciones sexuales convencionales. Por eso es tan importante encontrar una manera, como el método Kivin, que garantice que esto no sea así. También es conveniente recordar que, aquellas mujeres que sí que alcanzan el orgasmo en sus relaciones sexuales suelen utilizar una media de 15 minutos en hacerlo. Siempre que se incluya en este periodo el tiepo dedicado a los preliminares.

Si analizamos todos los datos expuestos hasta ahora, el método Kivin podría convertirse en una auténtica revolución en materia sexual. Por lo tanto, parece más que apetecible conocer en profundidad en qué consiste este método.

El método Kivin consiste, básicamente en la estimulación de la zona genital femenina en la que se encuentran la mayor parte de las terminaciones nerviosas. Para este cometido es necesario utilizar tanto la lengua como los dedos. Además, es conveniente colocarse en una postura concreta. No basta con colocar la cabeza entre las piernas de la mujer. Cosa, por otro lado, bastante lógica. Se trata de, además, colocarse en posición de costado.

En esta posición se podrá, por lo tanto, lamer el clítoris de la mujer mientras, con los dedos índice y pulgar, se estabiliza la zona. De esta manera es posible mantener el capuchón del clítoris levantado mientras la lengua actúa siempre de forma lateral y no de arriba hacia abajo. Sin duda, este es el principal secreto del método Kivin.

La postura lateral nos permitirá dejar más expuesta la que podemos denominar zona principal del placer, permitiéndonos actuar de forma directa contra el capuchón del clítoris.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.