Momentos inevitables en el sexo

Cosas inevitables

Hay momentos inevitables en el sexo. En realidad, lo de pasar por circunstancias que, de ninguna manera se podían haber evitado, es algo que, con frecuencia nos sucede en todos los ámbitos de la vida. Como no podía ser de otra manera, en el sexo también tenemos este tipo de momentos inevitables. Se trata de situaciones que, ciertamente, sería mejor que no ocurriesen pero, sin que nadie lo buscque, finalmente suceden. En ocasiones nos suelen causar cierta verguenza. Ya sea propia o ajena. Aunque, bien es cierto que, por lo general, cuando se ven con cierta perspectiva, nus suelen causar risa.

Hemos querido recupilar aquellas circunstancias que recogen algunos de los más típioc smomentos inevitables en el sexo. Una pequeña colección que no trata más que de mostrar un ejemplo de qué tipo de cosas relacionads con el sexo suelen suceder aunque nos gustaría que no fuera así. Cosas que pasan.

El primero de ellos tiene que ver con la predisposición para mantener un encuentro de sexo casual. Suele suceder que cuando uno chicho o una chica, en esto no suele haber mucha diferencia, va especialmente preparado o preparada para tener un lío de una noche. En estas circunstancias, la cosa se complica. Cuando se han cuidado todos los detalles relacionados con la vestimenta, la ropa interior, el perfume y los complementos, finalmente, la noche suele acabar en nada. No se sabe por qué es así, pero resulta inevitable que suceda.

Por el contrario, a todos y todas nos ha sucedido que aquella noche que no pensabamos salir, que descuidamos por completo nuestro vestuario y, por qué no decirlo, también nuestra higiene, una llamada de alguien nos ha animado a salir de forma precipitada y hemos terminado manteniendo relaciones sexuales con una persona en el lugar más inesperado.

Otra de las cosas inevitables que, de forma circunstancial, suelen suceder con el sexo es el emparejamiento casual entre personas de diferentes alturas. La magia puede surgir en cualqueir momento y entre cualquier tipo de personas. Esto sí que es algo que resulta inevitable. Lo que ocurre es que cuanto sucede entre dos personas de muy diferentes alturas, suele llamar la atención.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.