Reafirmar los músculos vaginales

Reafirmar músculos vaginales

Reafirmar los músculos vaginales es un objetivo para muchas mujeres. Son muchas las razones por las que la reafirmación muscular a nivel vaginal resulta interesante. Especialmente, después de un parto. Los objetivos finales en quienes practican esta actividad son potenciar los músculos propios de la vagina para recuperar la firmeza que han producido el paso del tiempo y situaciones agresivas como un parto.

En cualquier caso, reafirmar los músculos vaginales es algo que debería estar en la lista de prioridades de cualquier mujer de casi cualquier edad. Aunque, obviamente, sobre todo cuando se va envejeciendo. No en vano, la pérdida muscular puede llegar a causar pérdida sensitiva durante las relaciones sexuales. Especialmente, como se podía esperar, en la penetración vaginal.

Los ejercicios de Kegels son una excelente práctica para reafirmar los músclos vaginales. Además, lo  mejor  de practicar este método es que cualquiera puede hacerlos sin que nadie se entere. Se trata de muscular los músculos propios del suelo pélvico que forman la vase vaginal: Se trata de contraer, mantener la contracción y relajar, lo más lentamente posible, los músculos vaginales. Se trata de ir estableciendo una rutina que aumente en repeticiones, duración e intensidad con el paso del tiempo.

El trabajo de sentadillas es otro de los buenos ejercicios que se pueden realizar para muscular la zona vaginal. Además, se trata de un más que excelente ejercicio para los muslos, piernas y abdomen. Lo idela es realizar este tipo de ejercicio en una base lo más plana posible. Es recomendable establecer una rutina que podamos realizar sin mucha fatiga para, progresivamente, ir aumentando tanto en repeticiones como en tiemp e intensidad. El uso de una posición adecuada es fundamental para que evitemos lesiones.

La combinación de de este tipo de ejercicios resulta ideal para reafirmar los músculos vaginales. Hemos de insistir en que los efectos del paso del tiempo combinados con experiencias más o menos traumáticas a nivel muscular como son el embarazo y el parto, pueden resultar debastadores para la masa muscular de la zona que nos ocupa. También hemos de tener en cuenta que lños efectos no son imnmediatos pero que insistir regularmente en ellos hace que se alcancen los objetivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.