TEGP: Transtorno Persistente de la Excitación Genirtal

TEGP

El TEGP responde a las siglas inglesas de Transtorno Persistente de Excitación Genital. También se le conoce como Síndrome de Excitación Sexual Persistente. Este transtorno fue dscrito por Sandra Leibñun y Sasharon Nathan allá por el año 2001. Se trata de un alto nivel de excitación genital durante unos largos periodos de tiempo sin que existiese ningún tipo de desencadenante sexual que lo ocasionaes. El TEGP, además, se caracteriza por no desaparecer tras la experimentación de uno o, incluso, variso orgasmos.

En el año 2003, en la II Consulta Internacional sobre Medicina sexual, celebrada en laciudad de París, se catalogí como una disfunción sexual. Desde entonces, esta disfucnción se define como «la excitación genital espontánea y no deseada en ausencia de interés sexual y deseo”.

En definitiva, el TEGP es como permanecer, cosntantemente, en una situación preorgásmica. Lo curioso es que no tienen relación alguna con el deseo sexual. Se trata de algo que sucede, de forma exclusiva, a las mujeres. Al menos, en la actualidad no existe ningún caso documentado de varones que lo hayan sufrido. Curioso, sin duda.

Sin duda, una de las carcaterísticas más curiosas del TEGP es que, a pesar de aur se alcance el orgasmo, no disminuye la tensión sexual generada. De esta manera, al contrario de lo que se podría pensar, al tratarse de excitación sexual que conduce al orgasmo, lejos de ser algo agradable se convierte en una auténtica tortura para las personas que lo sufren. Una pena. Una de las consecuencias de padecer este transtorno suele ser el escaso interés por las cuestiones sexuales que, a partir de este problema, suelen mostrar las personas que lo experimentan.

El aumneto de la frecuencia cardiaca y la aceleración de la respiración son solo algunos de los sítomas que acompañan al PGAD. Además, la musculatura pélvica experimenta una contracción similar a la que sufre cuando se está preparando para el orgasmo durante el transcurso de una relación sexual normal. Imaginarse en esta situación de forma casi permanente nos da una idea de lo molesto que puede llegar a ser. realmente molesto. Las causas no están descritas y estamos ante una disfunción de la que se conoce poco, especialmente de sus orígenes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.