Canciones eróticas para el confinamiento. Parte 1

Canciones eróticas

Las canciones nos pueden ayudar durante el confinamiento. Especialmente aquellas que cuentan con un contenido sexual implícito en sus textos. El encierro al que estamos sometidos como consecuencia de la pandemia de caracter global que estamos sufriendo nos invita a buscar nuevas formas de disfrutar nuestra sexualidad. Que la música amansa a las fieras es algo  de sobra conocido. Las buenas canciones nos ayudan a mejorar en cualquier situación.  Por supuesto, en una como la actual, completamente excepcional, mucho más.

En el terreno de la sexualidad, la canción adecuada nos puede llegar a ayudar a alcanzar un estado de bienestar. Tanto en el contexto de la propia sexualidad como en el de la compartida. Una elección adecuada puede mejorar el estado de ánimo. Así que vamos a por nuestra lista de canciones eróticas para disfrutar duraten el estado de alarma y el confinamiento que conlleva.

«Je t’aime, moi non plus» es posible que sea la canción más sensual de la historia. Es posible que la historia que se encierra tras ella haya porporcionado a esta canción un mayor erotismo,  si cabe. La tórrida historia que encierra y las circunstancias especiales en que se grabó el tema así como el escándalo que supuso en Francia  convierte este tema en la canción erótica perfecta para perderse entre caricias en medio de este confinamiento

Por debajo de la mesa es una canción que Armando Manzanero compuso esta canción que, posteriormente, interpretó Luis Miguel. Se trata de un sutil juego de coqueterías seductoras, como el título sugiere. Sin duda, nos proporciona un clima perfecto para antes de la práctica sexual. La tenue luz de las velas, si podemos disfrutar de nuestra pareja de forma presencial o, incluso, si hemos de disfrutar de ella a través de los recursos online que tenemos a nuestra disposición.

«One» es un clásico de los incombustibes U2. Es, sin duda, una de las canciones más romáticas de la Historia. Ha sido convertido en todo un himno para aquellas generaciones nacidas en los lejanos años 70. Y todo ello a pesar de su oscura temática. Quizás sea una pieza algo inconformista. Cuenta un innegable caracter tántrico que se adueña de su ritmo. Nos invita al sexo de una forma relajada y, por qué no, reflexiva.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.