Cuando todo pase

Cuando todo pase

«Cuando todo pase», sin duda, es la frase que más se repite a nuestro alrededor en las últimas semanas. El confinamiento al que nos vemos sometidos como consecuencia de la pandemia mundial que nos acecha hace que todos esperemos el fin de esta situación con esperanza e ilusión. Todos, en algún instante de este encierro obligado, nos hemos preguntados qué haremos cuando todo pase. Muchos de nosotros, incluso, han utilizado esta frase de forma frecuente en las conversaciones con sus seres queridos que la tecnología nos está facilitando.

Y es que hacer planes de futuro es una condición del ser humano. Como animales sexuales que somos, muchas de nuestras acciones van encaminadas a perpetuar la especie. Nuestra forma de selección de pareja, ya sea para una relación a largo plazo o para un encuentro esporádico, va encaminada a elegir los mejores genes para nuestra descendencia y, por lo tanto, tener más posibilidades de supervivencia. Sin duda, el «cuando todo pase» como coletilla para hacer planes de futuro está más que justificado desde esta perspectiva.

Y al «cuando todo pase» cada uno le añade aquellos deseos o ilusiones que tiene más presentes. Las primeras posiciones de las listas de casi todos suelen estar copadas por aquellas cosas que ahora se nos niegan. El abrazo a las personas queridas con las que no convivimos, por supuesto, está en el top de una gran mayoría. Encontrarnos con las personas de las que el confinamiento nos ha distanciado, sin duda, también.

Y cuando todo pase todos nos comenzaremos a adaptar a una nueva normalidad que, durante un periodo de tiempo bastante considerable, estará lejos de ser lo que era. Nuestra vida sufrirá cambios importante. Muchos ámbitos de la vida experimentarán sensibles variaciones. De eso no cabe duda. Probablemente, los que se sientan más afectadso sean todos aquellos que tengan que ver con nuestra forma de relacionarnos con las personas.

Compartir espacios con otras personas, cuando todo pase, será algo que se hará de una forma muy diferente.  La manera de mostrarnos deseo, afecto o cortesía, también será muy distinta. Debemos adaptarnos para que, cuando todo acabe, comience un nuevo viaje hacia nuestra añorada normalidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.