El pene de Rasputín: la leyenda

El pene de Rasputín

El pene de Rasputín es leyenda. Y es que algunos penes  pasan a la Historia, como en este caso sucede. Y no precisamente porque triunfen  los fines de semana en la discoteca, sino porque en torno a ellos se levantan auténticas leyendas. Algunas,  recordadas durante siglos. Sin duda, el pene de Rasputín es uno de esos falos que se han ganada su propio capítulo en la Historia.

Rsputín era un aristócrata en los años anteriores a la Revolución rusa. Aún en la época de los zares, concretamente en la dinastía Romanov. Su altura era realmente destacable. Alcanzaba casi los 2 metros. Su apariencia, además, se veía completada con una baraba de formidables dimensiones. Gracias a sus pretensiones de sanador, místico y mago, logró tener tratos con la propia familia Romanov.

Con su fama de sanador místico ya forjada se convirtió en un auténtico mujeriego. Una gran parte de las alcobas de altas clases sociales de la Petrogrado de la época fueron frecuentadas por el pene de Rasputín. Se forjó, de tal manera, una gran fama relacionada con todo tiop de ritos sexuales, orgías y bacanales.

Parece que su magnetismo hacia las mujeres venía, además, acompañado por una gran capacidad de persuasión. Además de por un pene de proporciones descomunales. Se dice que llegaba a alcanzar los 40 centímetros de largo, además de contar con un ancho similar al de la muñeca de una mano. Sea como fuere, el caso es que ese pene se convirtió en leyenda.

Cuando Rasputín fue asesinado. empezaron  a circular  determinadas leyendas sobre el paradero de su pene. Incluso hoy en día existen razonables dudas sobre si está expuesto en el Museo erótico de San Petesburgo. Sin embargo, antes de llegar a la que se supone su ubicación actual, ya en pleno siglo XXI, el pene de Rasputín hubo de pasar por un gran número de aventuras y desventuras.

Se cuenta, y es una de las leyendas más extendidas, que, tras acabar con la vida de Rasputín, la mujer encargada de limpiar el cadáver le cortó la verga y para conservar aquel enorme recuerdo. Otro de los muchos rumores sin confirmar que circulan es que una antigua amante se lo cortó para intentar sacarle algún tipo de partido. El caso es que hasta el año 1920 no se volvió a saber nada de aquel miembro viril, cuando reapareció en una  secta que aseguró utilizar ritos sexuales y de fertilidad en torno a él.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.