La electroestimulación erótica

Electroestimulación
La electroestimulación erótica se está haciendo con un lugar importante dentro de la amplia oferta de juguetes eróticos que tenemos en la actualidad. Todos sabemos de forma positiva que cada vez tenemos a nuestra disposición más juguetes eróticos. Además, la implantación de nuevas tecnologías en su fabricación está consiguiendo que el nivel de calidad y, por lo tanto, de satisfacción que son capaces de hacer alcanzar a sus usuarios sea cada vez más alta. Los juguetes que incorporan la electroestimulación erótica son un buen ejemplo de esto.

Lo primero  que tenemos que tener en cuenta es que  la estimulación interna y externa, aunque sean similares en teoría, se siente nincreíblemente diferente. Compartir una carga eléctrica con una pareja cuando se usa un estimulador es una de las experiencias más sexys y conectadas disponibles para las parejas. Sin lugar a dudas. Lejos de que la electroestimulación erótica sea propiedad exclusiva de los fetichistas,  cuando se le añade un poco de información privilegiada, pasa a ser algo deseado por todos.
El marketing tiene mucho que ver en todo esto. Nuestros pervertidos afines en la escena fetichista son pioneros en las prácticas sexuales experimentales: son los primeros en comprar, los primeros en probar y los primeros en establecer el estándar por el cual juzgamos los productos eróticos. Esto es así. Si se considera que una gama de productos es un nicho en virtud de sus capacidades BDSM, es difícil mirar más allá de esas ideas. De esta manera, es muy dificil que una persona fuera de este mudo del fetichismo pueda llegar a a tener  poco o ningún conocimiento de su potencial.

Usar juguetes sexuales electro no es doloroso … a menos que quieras que lo sea. Puedes establecer los parámetros de potencia y los estimuladores son altamente ajustables, por lo que solo necesitas subir los niveles lo suficiente como para sentir sensaciones si deseas una experiencia erótica más sensual.

Las sensaciones se sienten como un suave hormigueo que sube y baja al ritmo del patrón de estimulación. Por lo general, no es punzante o similar a alfileres y agujas, a menos que no tengas un buen contacto corporal con el electrodo o que tengas la potencia en un nivel alto.
Cuanto más pequeña sea el área de contacto con el cuerpo, más intensa será la estimulación. El uso de un consolador ofrecerá una estimulación más suave que el uso de un tapón trasero pequeño, porque la electricidad se extiende por un área más amplia, por lo que querrás usar una intensidad más baja con un juguete más pequeño.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.