La esclavitud sexual

Esclavitud sexual

La esclavitud sexual es un juego erótico es mucho más intenso y emocionante de lo que las más famosas novelas y películas que lo han tratado te harían creer. A pesar de que 50 sombras de Grey ayudó a destacar las alegrías que el BDSM pueden dar a nuestra sexualidad, muchas personas han estado disfrutando de la liberación física, psicológica y emocional que ofrece el intercambio de poder en el juego de roles. Precisamente por ello, hoy hablaremos de todo lo relacionado con la esclavitud sexual.


¿Qué es la esclavitud sexual? Es el acto de estar atado, es decir, estar restringido para que, de esta manera, el movimiento de la persona esté parcial o completamente restringido. En este contexto, se disfruta del sexo entre los adultos que consienten con fines de realización erótica y psicológica. Se puede disfrutar por sus propios méritos o como parte de un juego de roles, como parte de un escenario BDSM más amplio.

Los obligados confían en su compañero de escena, mientras se encuentran en una posición vulnerable y el que hace el enlace disfruta de este papel confiable y lleva el control sobre el restringido. Juntos, los adultos que consienten en BDSM pueden deleitarse explorando las intensas sensaciones físicas y mentales que ofrece la esclavitud sexual.

¿Por qué resulta excitante? El aspecto de control que conlleva el hecho de tener a alguien atado ante ti, o tener atado a alguien bajo tu  control, es extremadamente estimulante. Ambas partes consienten activamente, por supuesto, y los aspectos de confianza y vulnerabilidad marcan las sensaciones psicológicas. La realidad física de estar atado también puede hacer sentir algo increíblemente excitante. Sin ninguna duda.

También se puede disfrutar del sexo con un elemento menor o mayor de esclavitud. Tener relaciones sexuales mientras estás atado agrega una deliciosa travesura, un nivel de obscenidad que, de otro modo, puede ser difícil de lograr. A pesar del consentimiento obligatorio en el juego, puede ser tentador y evocador retorcerse contra los lazos durante los juegos previos y el sexo, tanto para el placer visual y mental de tu pareja como para el tuyo propio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.