Matrimonio sin sexo (parte 2)

Matrimonio sin sexo

El matrimonio sin sexo fue el tema que abordamos en nuestra última entrada. En ella vimos una situación que es mucho más común de lo que solemos pensar. Existe un buen número de relaciones de pareja en las que, por difeentes motivos, el sexo no se contempla. En otros casos, simplemente se hace de una forma testimonial. Precisamente por eso nos gustaría seguir profundizando en las causas que pueden provocar situaciones de este tipo.

La pérdida de deseo está en el origen de muchos matrimonios sin sexo. A veces, una o ambas partes de la parejas pueden perder su libido por completo. Incluso cuando el sexo ha sido razonablemente bueno. Esto parece ser más común en mujeres. Las causas de la pérdida del deseo son infinitas. Los factores biológicos, psicológicos y sociales comúnmente entran en juego.

La pérdida del deseo puede ser global, donde ya nada te hace sentir interés sexual. Pero a veces es solo la pérdida de deseo por tu pareja. Algunas esposas en matrimonios sin sexo continúan masturbándose, y otras no. Pero casi todos los esposos en matrimonios sin sexo se masturban en privado.

Independientemente de si el matrimonio sin sexo es el resultado de malas relaciones sexuales, infelicidad emocional o pérdida de deseo, hay algo específico que finalmente sucede en casi todos los casos de matrimonio sin sexo o casi sin sexo que hace que la afección sea mucho más probable que se cronifique. Los psicólogos lo llaman «El efecto Westermarck». El sociólogo finlandés Edvard Westermarck, quien señaló que las personas criadas juntas como hermanos no se consideran como posibles parejas sexuales.

Siguiendo a Westermarck, la mayoría de los investigadores de hoy asumen que hay un mecanismo biológico básico. Si vives con alguien por un largo período de tiempo y no tienes sexo juntos, comienzas a mantener una relación más cercana a la de  hermanos.

Eso es exactamente lo que les sucede a las personas en matrimonios sin sexo. Eventualmente comienzan a sentirse como hermanos. El tabú del incesto se activa accidentalmente, y una vez que esto sucede, el sexo puede comenzar a hacer que se sientan bastante incómodos con esta idea.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.